PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Los jóvenes son la clave del futuro de Somalia | Sima Bahous

28 sep 2012

Tres jóvenes caminan por un camino de tierra en Somalia Hoy en día, el 73% de los somalíes tiene menos de 30 años, lo que lo convierte en uno de los países más jóvenes del mundo. ©UNDPPhoto/Alistair Lyne

Durante décadas el mundo solo ha oído malas noticias provenientes de Somalia. La anarquía, el hambre, la piratería y el conflicto han dado forma a nuestra visión global de este pequeño país del África Oriental. El reciente asesinato de un miembro del nuevo parlamento de Somalia subraya la gravedad de sus desafíos.

No obstante, más allá de los titulares, Somalia constituye una gran promesa: está estratégicamente ubicada, tiene un prometedor sector agrícola y, además, recientes estimaciones indican que posiblemente cuente con una buena cantidad de petróleo. Pero un futuro mejor no será el resultado de su ubicación ni de sus recursos naturales, sino de las acciones de sus habitantes, y los jóvenes somalíes son la clave de ese futuro.

El PNUD publica hoy su Informe sobre Desarrollo Humano 2012 para Somalia (en inglés) que se centra en el enorme potencial que encierra el empoderamiento de la juventud somalí para que se convierta en motor de desarrollo y consolidación de la paz en este país de grandes contrastes.

Hoy en día, el 73% de los somalíes tiene menos de 30 años, lo que lo convierte en uno de los países más jóvenes del mundo. Por lo regular, a los jóvenes en zonas de conflicto o que se han visto afectadas por un conflicto armado se les percibe como víctimas o agresores, y en efecto, durante décadas los jóvenes somalíes han sufrido bastante como producto de la violencia y la desesperanza. Muchos jóvenes somalíes nunca han pisado una escuela, y menos aun recuerdan un estado funcional.

Pero la Primavera Árabe nos recuerda que los jóvenes pueden ser la fuerza motriz de la esperanza, y el informe del PNUD arroja luz sobre el hecho de que, a pesar de los problemas que enfrentan, los jóvenes somalíes están construyendo a su manera un futuro mejor para sí, para sus comunidades y para su país.

En toda Somalia, las organizaciones de jóvenes se han vuelto más activas en la promoción de la paz y la estabilidad. Muchos jóvenes son mucho más educados que la generación anterior, y las mujeres están alcanzando a los varones en niveles de alfabetización. Su deseo de integrarse a la actividad económica general es fuerte. Alrededor del 80% de los jóvenes somalíes se sienten optimistas con respecto al futuro.

El pasado mes Somalia alcanzó un punto de inflexión con la elección del nuevo presidente. Hassan Sheikh Mohamud ha prometido construir un gobierno nacional representativo y dar prioridad a la consolidación de la paz, la creación de puestos de trabajo y la recuperación económica de todos los somalíes.

El PNUD está colaborando con el nuevo gobierno, la sociedad civil y con asociados internacionales para garantizar que los jóvenes se mantengan en el propio centro de los planes nacionales y locales para la paz y el desarrollo.

Sima Bahous
Directora de la Oficina Regional de los Estados Árabes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Cuéntanos: ¿Cómo podemos garantizar la paz y la prosperidad de Somalia?