De la crisis a la resiliencia: la importancia de la desigualdad | Anuradha Seth

17 ago 2012

En Kanchipuram, un pequeño pueblo rural de la India, las mujeres cultivan sus propios alimentos, ayudando así a la comunidad a seguir adelante. Foto: PNUD IPC-IG/Isa Ebrahim Ali En Kanchipuram, un pequeño pueblo rural de la India, las mujeres cultivan sus propios alimentos, ayudando así a la comunidad a seguir adelante. Foto: PNUD IPC-IG/Isa Ebrahim Ali

Actualmente, las crisis financieras y económicas globales ocurren con tanta frecuencia que parecen haberse convertido en una característica sistémica de la economía internacional.

Debemos analizar cuál es el desencadenante de estas crisis, reconocer su efecto directo sobre los países en vías de desarrollo y encontrar soluciones para que estas economías emergentes puedan afrontar las dificultades con las que se encuentran.

Hay quien considera que las divisas, las deudas o las crisis bancarias son generadas sólo por sistemas financieros débiles y desequilibrados de las economías en vías de desarrollo. Sin embargo, esto supondría entender los mercados como organismos de regulación automática y con una eficiencia inherente, lo que puede cuestionarse en muchas instancias.

Otro enfoque se centra en identificar las causas estructurales y los canales a través de los cuales las economías se exponen a las crisis. Este enfoque considera la creciente dependencia de la exportación de muchos países en vías de desarrollo como un factor que aumenta su vulnerabilidad ante los impactos económicos y financieros, aunque los especialistas difieren en muchos aspectos.

Sin embargo, el aumento de la desigualdad de ingresos plantea importantes riesgos.

El 5% de la población más rica del mundo gana en 48 horas lo que el sector más pobre gana en un año. Este sorprendente aumento de la desigualdad fomenta la ineficiencia, la inestabilidad, las inversiones riesgosas y el descenso de la productividad general.

Comprender el vínculo que existe entre la desigualdad de ingresos y el empeoramiento de las crisis financieras y económicas es central para elaborar políticas que refuercen la capacidad de afrontar las crisis y promuevan un crecimiento menos volátil.

La desigualdad de ingresos reduce el poder adquisitivo de los sectores de pequeños y medianos recursos, lo que reduce asimismo la demanda total, mientras que la búsqueda de inversiones de alto rendimiento, por parte de aquellos que se benefician de la desigualdad, lleva al surgimiento de una burbuja económica. Una regulación débil y una política monetaria laxa promueven una mayor inestabilidad financiera y disminuyen el crecimiento económico.

Abordar las crisis luego de que se produzcan limita las opciones de acciones concertadas para enfrentar la desigualdad y elaborar las políticas a largo plazo que se necesitan para construir resiliencia sistémica.

La reciente y extensa crisis económica y financiera ofrece una oportunidad para evaluar exhaustivamente la vulnerabilidad macroeconómica en los países en vías de desarrollo. Debemos encontrar nuevas maneras de apuntalar las capacidades para resistir los impactos, mientras buscamos una coordinación global con el objetivo de minimizar la frecuencia y la severidad de las crisis globales. Y debemos priorizar esta búsqueda.

Anuradha Seth
Asesora Senior sobre Políticas Macroeconómicas y Reducción de la Pobreza
Área de Reducción de la Pobreza, Oficina de Políticas de Desarrollo del PNUD

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe