PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Conferencia Internacional sobre el SIDA 2012: hay esperanza y nuevas respuestas | Emilie Pradichit - Mandeep Dhaliwal

26 jul 2012

La ciencia anticipa que una nueva generación libre de SIDA está por llegar. Debemos reflexionar sobre las lecciones y los esfuerzos de los organismos de derechos humanos en las tres últimas décadas ante el desafío que representa el SIDA, si queremos superar los logros realizados hasta el momento, poniendo al alcance de las poblaciones más vulnerables los avances científicos y la innovación.

Más de 8 millones de personas con VIH en países pobres y de medianos ingresos recibieron tratamiento contra el SIDA el año pasado, frente a los 6,6 millones en 2010. Casi el 60% de los 1,5 millones de mujeres embarazadas que viven con VIH en los países pobres también recibieron medicamentos durante 2011, consiguiendo que sus bebés tengan menos probabilidades de ser infectados.

Desde el principio de la epidemia, hemos enfrentado desigualdades sociales y estructurales a raíz del VIH. Los oradores de la Conferencia Internacional sobre el SIDA reclamaron la creación de entornos jurídicos y la elaboración de medidas de emergencia frente a la estigmatización, marginalización, discriminación y criminalización que provocan vivir con VIH, la orientación sexual y la identidad de género.

Las recomendaciones que ofrecen la Comisión Mundial sobre VIH liderada por el PNUD y la Ley “Riesgos, Derechos y Salud” abordan muchos de estos problemas.

Existen cada vez más solicitudes de abolición de leyes que criminalizan la transmisión, la exposición y la no divulgación del VIH. Durante una sesión convocada por The Lancet, los datos demostraron que la criminalización de la práctica homosexual masculina estaba asociada, en los países africanos y caribeños, a una duplicación de la prevalencia del VIH.

UNICEF exhortó a los delegados a poner fin con urgencia a la desigualdad de género y a la especial vulnerabilidad de las mujeres jóvenes y adolescentes (particularmente debido a matrimonios contraídos a temprana edad). Asimismo, instó a crear un mejor acceso a servicios de salud y a ofrecer respuestas más efectivas a la violencia contra mujeres y niñas.

La Comisión Mundial sobre VIH y la Ley plantearon la elaboración de leyes que prohíban el matrimonio a temprana edad y que se ponga fin a la violencia contra mujeres y niñas, así como la eliminación de barreras jurídicas relativas a los servicios de salud sexual y reproductiva para mujeres y niñas.

Este proceso jurídico también tiene como objetivo garantizar que ninguna mujer seropositiva, en ninguna parte del mundo, se vea nuevamente forzada a someterse a una cirugía de esterilización o a un aborto.

Cuéntanos: ¿Cómo pueden las leyes ayudar a erradicar el VIH?