PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Rwanda: Una batalla ganada contra la pobreza, una lección para imitar | Auke Lootsma

27 feb 2012

Desarrollo de Capacidades en Rwanda (Foto:UNICEF/Giacomo Pirozzi) Desarrollo de Capacidades en Rwanda (Foto:UNICEF/Giacomo Pirozzi)

El último boletín informativo de Rwanda del mes refleja una significativa mejora en las condiciones de vida de los ciudadanos durante los últimos cinco años, y un progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ocho objetivos acordados internacionalmente, cuya intención es reducir la pobreza y mejorar la educación, la salud, la igualdad de género y la sostenibilidad medioambiental para 2015.

Durante los últimos diez años, Rwanda ha incrementado el promedio anual de su Producto Interno Bruto (PIB) de 8,4%, impulsado especialmente por una mayor productividad en los sectores industrial y agrícola.

Los sectores de bajos recursos se han beneficiado sustancialmente con este crecimiento. Los ruandeses han desarrollado sus propias iniciativas locales para combatir la pobreza. El programa “una vaca por familia”, por ejemplo, ofrece a las familias la leche necesaria para el consumo y el excedente se vende para obtener ganancias, lo que permite mejorar tanto la nutrición como los ingresos de las familias.

Gracias a los esfuerzos del gobierno, el índice de pobreza descendió de un 56,7 % en 2006 a un 44,9 % en 2011. Si esta reducción anual del 2,4 % del índice de pobreza se mantiene a largo plazo, Rwanda podría alcanzar a las economías de los “Tigres Asiáticos”, como China, Viet Nam y Tailandia, que a lo largo de los años, han podido erradicar la pobreza sosteniendo su crecimiento.

Asimismo, se ha producido una mejora en la asistencia a la escuela primaria (del 86,6 % en 2005-2006 al 91,7 % en 2010-2011), así como un aumento en el número de personas que cuenta con acceso al agua potable (del 64 % en 2006 al 74,2 % en 2010-2011).

Rwanda también ha realizado un gran progreso en la reducción de la mortalidad materna, uno de los ODM con menor avance en el mundo: de 1071 muertes al año en 2000 a 487 muertes en 2010-2011.

Una combinación de voluntad política y crecimiento económico ayuda al éxito de Rwanda en la reducción de la pobreza, a pesar de los desafíos a los que se enfrenta por ser un país sin acceso al mar en una región conflictiva, con alto crecimiento y densidad de población, y sin recursos naturales.

El liderazgo del país ha permitido desarrollar una visión y una unidad de propósito entre los funcionarios del gobierno y la población, lo que permite priorizar el desarrollo del país. Esto implica trabajar en la igualdad de género (Rwanda cuenta con el mayor número de mujeres en el parlamento, un 56 %), combatir la corrupción y reducir la burocracia, factores que han permitido impulsar las inversiones extranjeras.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) respalda al Gobierno de Rwanda con asesoría en políticas y asistencia técnica a diversas áreas, incluyendo al Instituto Nacional de Estadísticas, encargado de investigar los datos recientes, a fin de desarrollar su capacidad para recopilar estadísticas destinadas al planeamiento y a la creación de políticas.

Auke Lootsma
Director de País del PNUD en Rwanda

Deseamos conocer su opinión: ¿Qué otros caminos pueden emprender los países para combatir con éxito la pobreza? ¿Cómo pueden sostener el progreso del desarrollo?