• Cambiando nuestro enfoque del medio ambiente

    16 may 2011

    Una familia en Tarialan, Provincia Uvs, Mongolia, usa paneles de energía solar para generar electricidad en su "ger", tienda tradicional mongola (Foto ONU/Eskinder Debebe)
    Una familia en Tarialan, Provincia Uvs, Mongolia, usa paneles de energía solar para generar electricidad en su "ger", tienda tradicional mongola (Foto ONU/Eskinder Debebe)

    Los modelos convencionales han causado, y continúan causando graves daños a nuestro planeta. Los suelos productivos se están perdiendo a causa de la erosión y la degradación de la tierra, los recursos hidráulicos son cada vez más escasos o están contaminados, y el cambio climático es una constante realidad.

    No se puede seguir actuando como hasta ahora. Se necesitan soluciones que ayuden a transformar la situación actual hacia una realidad sostenible,  y para conseguirlo se deben cambiar los antiguos modelos de desarrollo.

    Para empezar, se acabaron los días en que la tala de los grandes bosques del mundo para destinar esa tierra a otros usos podía considerarse sinónimo de desarrollo. Casi el 20% de las emisiones mundiales de gas de efecto invernadero procede de la degradación de los bosques y de la deforestación. Gobiernos con visión de futuro, incluidos los de Indonesia y Noruega, trabajan para hacer frente al cambio climático mediante la aplicación del Programa REDD+: el programa de colaboración de las Naciones Unidas sobre la Reducción de Emisiones de la Deforestación y la Degradación de los Bosques en los países en desarrollo, que vincula los progresos de desarrollo con la preservación de los bosques.

    Pero los gobiernos no pueden obtener resultados sin ayuda. Unos resultados que beneficien a todos necesitan favorecer a las comunidades locales, y el sector privado también debe intervenir.

    En Brasil, por ejemplo, la industria de la soja ha decidido no comprar habas de soja cultivadas en bosques tropicales deforestados desde 2006. Compromisos de la industria como éste, incluida la innovación, pueden aportar un cambio significativo de la situación.

    A medida que un crecimiento global y con bajo nivel de carbono sea cada vez más rentable, seguir actuando como hasta ahora dejará de rendir beneficios. Ante todo, las soluciones que transformen nuestro planeta requerirán visión de futuro y compromiso por parte de todos los interesados, y una fe firme en  que podemos transformar nuestro nivel de vida a la vez que preservamos el medio ambiente.

    En 2012 se celebra la Cumbre Rio+20 en el Brasil, en la que se reunirá la comunidad internacional, como lo hizo en la Cumbre sobre la Tierra en 1992, para discutir el futuro de los problemas ambientales y de desarrollo.

    Díganos: ¿Cuáles cree que deben ser las prioridades para el mundo, incluido el sector privado, a fin de asegurar un modelo de desarrollo más sostenible?


Financiamiento Medioambiental

El PNUD ayuda a los países en desarrollo acelerar la inversión en tecnologías, prácticas y empresas ecológicas, que producen emisiones bajas y son capaces de recuperarse de los efectos del cambio climático siendo ambientalmente sostenibles. Esto no es sólo posible, sino también económicamente atractivo. Para ello, el PNUD ayuda a los socios de los distintos países a desarrollar su capacidad de usar una combinación adecuada de incentivos normativos y financieros, eliminar las barreras institucionales y de política, y crear entornos propicios para atraer e impulsar la inversión del sector privado en el desarrollo verde. Al hacer esto, el PNUD ayuda a los países socios a acceder y a combinar recursos y fondos, y a usar los instrumentos y mecanismos financieros necesarios.


VER MÁS