Nuestra Perspectiva

      • Medir el progreso humano en el siglo XXI | Khalid Malik

        16 jun 2014

        image
        Trabajadores del basurero de Santo Nino en Tacloban, Filipinas, seis meses después del tifón Haiyan. Foto: Lesley Wright / PNUD Filipinas

        Pocas construcciones estadísticas, o quizás ninguna, han tenido mayor influencia en el mundo moderno como el Producto Interno Bruto (PIB). Este año se cumplen ochenta años desde su creación. Como todos los economistas saben, el PIB resume la actividad económica total. Fue desarrollado por Simon Kuznets, un economista y estadístico ruso-estadounidense para tratar de entender mejor la economía de los Estados Unidos durante la gran depresión. Kuznets no solo fue un economista brillante (ganó el Premio Nobel en 1971), también fue un astuto juez de la humanidad, o por lo menos de la gente que abusara de los números: cuando presentó el PIB en el Congreso de los Estados Unidos advirtió específicamente contra su uso como una medición de bienestar: “el bienestar de una nación difícilmente puede ser deducido a través de la medición del ingreso nacional” escribió. Esto de debe a que, todos los economistas -esperemos- saben, es fácil construir ejemplos de fenómenos sociales o ambientales indeseables (por ejemplo, olas de asesinatos, mareas negras o huracanes) que pueden generar un aumento del PIB pero una disminución del bienestar. Pero a pesar de las advertencias de Kuznets, en los Estados Unidos y en muchos otros países, la búsqueda del crecimiento económicoVER MÁS

      • Medir el progreso humano en el siglo XXI | Khalid Malik

        16 jun 2014

        image
        Trabajadores del basurero de Santo Nino en Tacloban, Filipinas, seis meses después del tifón Haiyan. Foto: Lesley Wright / PNUD Filipinas

        Pocas construcciones estadísticas, o quizás ninguna, han tenido mayor influencia en el mundo moderno como el Producto Interno Bruto (PIB). Este año se cumplen ochenta años desde su creación. Como todos los economistas saben, el PIB resume la actividad económica total. Fue desarrollado por Simon Kuznets, un economista y estadístico ruso-estadounidense para tratar de entender mejor la economía de los Estados Unidos durante la gran depresión. Kuznets no solo fue un economista brillante (ganó el Premio Nobel en 1971), también fue un astuto juez de la humanidad, o por lo menos de la gente que abusara de los números: cuando presentó el PIB en el Congreso de los Estados Unidos advirtió específicamente contra su uso como una medición de bienestar: “el bienestar de una nación difícilmente puede ser deducido a través de la medición del ingreso nacional” escribió. Esto de debe a que, todos los economistas -esperemos- saben, es fácil construir ejemplos de fenómenos sociales o ambientales indeseables (por ejemplo, olas de asesinatos, mareas negras o huracanes) que pueden generar un aumento del PIB pero una disminución del bienestar. Pero a pesar de las advertencias de Kuznets, en los Estados Unidos y en muchos otros países, la búsqueda del crecimiento económicoVER MÁS

      • Encrucijada para el desarrollo: reflexiones acerca de la región árabe | Kishan Khoday

        11 jun 2014

        image
        Refugiados sirios en el campamento de Zaatari, en el pueblo de Zaatari, Jordania. Foto: PNUD

        En los últimos años, hemos presenciado cambios drásticos en la región árabe y, en particular, es importante destacar dos aspectos fundamentales que permitirán a la región hacer frente a los problemas de financiamiento del desarrollo. En primer lugar, la función preponderante que ha adquirido la región como proveedor de asistencia oficial para el desarrollo (AOD), gracias al aporte de más de 3.000 millones de dólares que realizan cada año los países del Golfo árabe a otros países del mundo: tan solo Arabia Saudita proporciona más de $100.000 millones a cerca de 90 países desde los años setenta. Mientras el volumen de AOD ha llamado la atención, cuestiones importantes para el futuro serán un foco creciente para los asociados árabes en la efectividad del desarrollo y alineación con las prioridades post-2015, como acceso sostenible a la energía y el agua, y la aplicación de estándares de calidad sociales y medio ambientales para manejar el riesgo en países receptores. De hecho, mientras anteriormente la mayoría de los AOD árabes operaban a través de canales de cooperación bilateral y de plataformas árabes multilaterales, en la actualidad pueden conectarse directamente con benefactores del hemisferio sur, dado que el centro de gravedad de la economía mundialVER MÁS

Liderazgo
Helen

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos de Desarrollo del Milenio

Aprobados por los líderes mundiales en el año 2000 para cumplirse en el 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco de referencia a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos en todas partes.

Galería fotográfica - Administradora del PNUD
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda

MÁS FOTOSFlickr