Nuestra Perspectiva

      • La preparación para desastres: clave para el desarrollo | Jordan Ryan

        03 jul 2012

        image
        Solo el 1% de la ayuda internacional se dedica a reducir al mínimo el impacto de los desastres. ¡Únete a nuestra campaña #ActúaYA!

        Desde el año 2000, un millón de personas ha perdido la vida en desastres causados por peligros naturales, y otros mil millones han sufrido las consecuencias de estas catástrofes. La gran mayoría de los afectados vive en países en vías de desarrollo. Los estudios muestran que los pobres del mundo están expuestos a mucho mayor riesgo de los peligros naturales. La reducción del riesgo de desastres debe estar en el propio centro del desarrollo. Cada dólar invertido en reducir al mínimo el riesgo ahorra unos siete dólares en pérdidas económicas como consecuencia de los desastres. La inversión en la reducción del riesgo sigue siendo baja en todo el mundo. Se calcula que entre 2000 y 2009 los donantes aportaron a los 40 países más pobres del mundo 363 mil millones de dólares en asistencia para el desarrollo; sin embargo, solo 1% de esta cantidad se destinó a la prevención de desastres. Además de invertir en la reducción de riesgos, la atención debe centrarse en aumentar la capacidad de recuperación frente a desastres recurrentes. Las comunidades que de forma repetida invierten y reinvierten en proyectos mal planificados enfrentan un ciclo continuo de recuperación. Reconstruir mejor requiere un enfoque que comprenda conocimiento, laVER MÁS

      • Rio+20: La salud es una cuestión de desarrollo sostenible | Olav Kjørven

        22 jun 2012

        image
        Técnicos realizando pruebas de VIH en Tashkent, Uzbekistán

        El marco de referencia del desarrollo mundial se encuentra inmerso en un proceso de cambios fundamentales. Los desafíos humanos relacionados con el cambio climático, el acceso a un empleo digno y a servicios sociales de calidad están más presentes que nunca, tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo. Las respuestas a estos retos giran alrededor de la adopción de enfoques integrales, multisectoriales y nacionales que utilizan las mejores prácticas internacionales, independientemente de dónde procedan. El sector de la salud es el que presenta de forma más evidente estas realidades. Las enfermedades no transmisibles (cáncer, diabetes, problemas cardiovasculares) presentan cada vez retos más significativos para los países de renta media y alta, así como para los de rentas más bajas y los menos desarrollados. Me gustaría compartir tres mensajes como respuesta a la naturaleza cambiante de los desafíos a la salud pública mundial asociados con las enfermedades no transmisibles: Primero: Muchas enfermedades no transmisibles representan una cuestión de desarrollo sostenible. Se podría evitar hasta ¼ de la carga generada por las enfermedades reduciendo la contaminación atmosférica, química y del agua. Segundo: Ahora más que nunca, el concepto clave es la integración. No podemos seguir buscandoVER MÁS

      • Acceso universal a la energía: Cómo mejorar el enfoque | Veerle Vandeweerd

        19 jun 2012

        Mejorar el acceso a los servicios asequibles y sostenibles de energía es fundamental para aumentar los esfuerzos de desarrollo, a fin de reducir la pobreza y de mejorar la educación, la salud, la igualdad de género y la sostenibilidad del medio ambiente En todo el mundo, 1.400 millones de personas carecen de acceso a la electricidad (el 85% vive en áreas rurales) y 2.700 millones de personas (aproximadamente el 40 % de la población mundial) utilizan combustibles sólidos para calentar sus hogares y cocinar. Actualmente, la mayor concentración de “pobreza energética” (es decir, personas que viven en la pobreza y carecen de acceso a formas modernas de energía sostenible) se encuentra en África Subsahariana y el sur de Asia. Los pronósticos recientes indican que el problema no sólo continuará, sino que se profundizará a largo plazo, sin un reconocimiento y compromiso internacional que genere cambios. El desafío de aumentar el acceso a fuentes de energía sostenibles y asequibles para los pobres debe abordarse estableciendo nuevos objetivos sólidos para financiar e implementar este tipo de energías en un ámbito internacional y nacional. El PNUD, organización de las Naciones Unidas líder en asuntos de desarrollo, respalda la publicación de un informe sobre “AccesoVER MÁS

Liderazgo
Helen

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos de Desarrollo del Milenio

Aprobados por los líderes mundiales en el año 2000 para cumplirse en el 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco de referencia a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos en todas partes.

Galería fotográfica - Administradora del PNUD
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda

MÁS FOTOSFlickr