Nuestra Perspectiva

      • ¿Qué significa Río+20 para el desarrollo sostenible? | Helen Clark

        21 ago 2012

        image
        El desafío que surge de Río+20 es cómo avanzar al mismo tiempo en los objetivos económico, social y ambiental. Foto: PNUD Sudán

        La importancia y relevancia de las cumbres mundiales como Río+20 reside en su capacidad para conectar a la gente e influir en lo que se está haciendo sobre el terreno en todo el mundo a fin de "pensar globalmente y actuar localmente". "El futuro que queremos", documento final de Rio+20, llega a la conclusión de que, para que el desarrollo sea eficaz, debe ser sostenible. A la vez, destaca cómo la protección ambiental y el desarrollo económico están íntimamente vinculados, y pone un énfasis similar en la dimensión social – es decir, centrada en las personas – del desarrollo sostenible. El desafío que surge de Río+20 es cómo avanzar al mismo tiempo en los objetivos económico, social y ambiental, llevando así la política integrada a nuevos niveles. En algunos sectores, el crecimiento económico es visto como la antítesis de la protección del medio ambiente. Rio intenta cambiar esta idea y nos anima a todos a identificar cómo se puede generar el espíritu empresarial, la creación de empleo y la protección social vinculándolos a la protección del medio ambiente. Los compromisos voluntarios asumidos por las empresas, los bancos de desarrollo, las ciudades y regiones, los organismos de la ONU y los activistas VER MÁS

      • De la crisis a la resiliencia: la importancia de la desigualdad | Anuradha Seth

        17 ago 2012

        image
        En Kanchipuram, un pequeño pueblo rural de la India, las mujeres cultivan sus propios alimentos, ayudando así a la comunidad a seguir adelante. Foto: PNUD IPC-IG/Isa Ebrahim Ali

        Actualmente, las crisis financieras y económicas globales ocurren con tanta frecuencia que parecen haberse convertido en una característica sistémica de la economía internacional. Debemos analizar cuál es el desencadenante de estas crisis, reconocer su efecto directo sobre los países en vías de desarrollo y encontrar soluciones para que estas economías emergentes puedan afrontar las dificultades con las que se encuentran. Hay quien considera que las divisas, las deudas o las crisis bancarias son generadas sólo por sistemas financieros débiles y desequilibrados de las economías en vías de desarrollo. Sin embargo, esto supondría entender los mercados como organismos de regulación automática y con una eficiencia inherente, lo que puede cuestionarse en muchas instancias. Otro enfoque se centra en identificar las causas estructurales y los canales a través de los cuales las economías se exponen a las crisis. Este enfoque considera la creciente dependencia de la exportación de muchos países en vías de desarrollo como un factor que aumenta su vulnerabilidad ante los impactos económicos y financieros, aunque los especialistas difieren en muchos aspectos. Sin embargo, el aumento de la desigualdad de ingresos plantea importantes riesgos. El 5% de la población más rica del mundo gana en 48 horas lo que el sector VER MÁS

      • La importancia de reducir el riesgo de desastres para fortalecer las naciones
        Helen Clark

        15 ago 2012

        image
        Trabajadores de la iniciativa de la ONU "dinero por trabajo" en Haítí crean una cadena humana para transportar a las afueras de Port-au-Prince (Foto: ONU/Logan Abassi)

        Sólo en 2011 se produjo el fallecimiento de casi 300.000 personas como consecuencia de 302 desastres, y 206 millones de personas sufrieron sus efectos. Más allá de la pérdida de vidas humanas, se calcula que el coste de los desastres ocurridos en las dos últimas décadas supera los dos mil millones de dólares. Los terremotos y las catástrofes relacionadas con cambios climáticos contribuyeron a hacer de 2011 el año más caro de la historia en términos de costos de respuesta y recuperación posterior a los desastres. Sin embargo, muchos países siguen sin invertir de manera suficiente en prevención y preparación, y muchos agentes del desarrollo continúan sin priorizar adecuadamente este tipo de ayuda a los países pobres. El resultado con que nos encontramos es otra dura realidad de nuestra época: siguen persistiendo desigualdades asombrosas y el riesgo global de desastres está concentrado de manera desproporcionada en los países más pobres con una gobernabilidad más débil. Desde una perspectiva del desarrollo, la reducción del riesgo de desastres es vital para construir un futuro más equitativo y sostenible. Para ello es necesario lograr que las inversiones en prevención y preparación, incluso a través de ejercicios de defensa civil, formen parte de un esfuerzo VER MÁS

Liderazgo
Helen

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos de Desarrollo del Milenio

Aprobados por los líderes mundiales en el año 2000 para cumplirse en el 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco de referencia a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos en todas partes.

Galería Fotográfica - Administradora del PNUD
  • 8670203246_6e5b1d064d_o
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda

MÁS FOTOS Flickr