Nuestra Perspectiva

      • Biodiversidad y ecosistemas: esenciales para el desarrollo humano | Olav Kjørven

        15 oct 2012

        image
        El plan de la biodiversidad mundial del PNUD incluye actualmente proyectos en 146 países, que cubren un área mayor que la India e Indonesia. Desde 2000, el PNUD ha ayudado a distribuir casi cinco mil millones de dólares en financiamiento para biodiversidad en todo el mundo. (Foto: PNUD/RDP Lao)

        La biodiversidad es la variedad de la vida en la Tierra en todas sus formas, y la protección de la vida es fundamental para la erradicación de la pobreza y la promoción del desarrollo humano, como se reafirmó en la Cumbre de la Tierra Río+20. Las personas dependen de la biodiversidad y los ecosistemas para su subsistencia —para satisfacer sus necesidades alimentarias, de agua, energía y salud— y para hacer frente al cambio climático. Un estudio de la India publicado en el informe "La economía de los ecosistemas y la biodiversidad" indica que los servicios de los ecosistemas contribuyen hasta un 57% del PIB de los pobres. Cuando perdemos especies y ecosistemas, estamos perdiendo servicios esenciales que sustentan la vida. Las últimas evaluaciones de la biodiversidad a nivel mundial han revelado que el número de especies sigue disminuyendo y que el riesgo de extinción es cada vez mayor; que los hábitats naturales se siguen perdiendo y se siguen degradando y fragmentando. La Lista Roja de la UICN 2011 incluye 44.838 especies, de las cuales 16.928 (38%) están en peligro de extinción. Para detener esta alarmante tendencia, el PNUD está llamando a tomar medidas urgentes para lograr el Plan Estratégico del Convenio VER MÁS

      • Los llamados desastres “naturales” no son naturales en absoluto | Joe Scheuer

        12 oct 2012

        image
        Las inundaciones en Camboya han afectado a más de 4000 familias en octubre 2012. Foto: OCHA/Andrew Pendleton

        Mientras leen esto, más de 4.000 familias en Camboya, donde yo vivía, esperan regresar a sus hogares inundados por crecidas repentinas que han provocado al menos 14 muertes en los últimos días. La mayoría de estas personas desplazadas son agricultores de subsistencia. Muchos habrán perdido todas sus pertenencias, incluidas sus cosechas o provisiones de alimentos, y estas inundaciones pueden sumirlos aún más en un círculo de pobreza. Pero estas 4.000 familias camboyanas no son las únicas. Diariamente, en todo el mundo, los desastres causados por fuerzas de la naturaleza dejan sin hogar y sin medios de subsistencia a miles de personas, y les impiden llegar a las escuelas, hospitales y mercados. En 2011, el año que registra los mayores gastos por causa de desastres naturales, 106 millones de personas fueron afectadas por inundaciones, 69 millones por sequías, y casi 30.000 fallecieron.  Los desastres ponen en riesgo los logros de desarrollo alcanzados con tanto esfuerzo, revierten los avances hacia la eliminación de la pobreza, y provocan grandes sufrimientos. Pero no tiene por qué ser así. Los llamados desastres naturales no son naturales en absoluto. Un peligro natural solo se convierte en un desastre cuando no se han tomado medidas, tales como construir VER MÁS

      • El futuro que queremos necesita empoderamiento legal y justicia | Magdy Martinez

        05 oct 2012

        image
        Mujeres Roma en Osh, Kirguistán. (Foto: PNUD Europa y CEI)

        Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) han tenido éxito a muchos niveles. Han sido entendidos por todo el mundo, se han podido implementar universalmente y se han convertido en el horizonte de desarrollo de 140 gobiernos del Sur y parte de la agenda de cooperación coherente para otros 50 gobiernos del Norte. En el eje de este éxito se encontraba la existencia de objetivos y metas claras, cuantificables y definidas en el tiempo. Pero han surgido nuevos retos. Para que el desarrollo sea efectivo, inclusivo y sostenible se necesitan valores de gobernabilidad, sistemas e instituciones. La formulación de una agenda de desarrollo post-ODM tiene que ser un proceso inclusivo y amplio que refleje las demandas y prioridades de las personas que más sufren el impacto de las políticas de desarrollo, es decir, los sectores pobres y marginales. Recientemente, la Sra. Aminata Toure, Ministra de Justicia de Senegal, señaló que si bien los jóvenes de su país se muestran pacientes con la lentitud a la que avanzan la infraestructura y el desarrollo social, no van a soportar más la injusticia en su sociedad. En el diario Financial Times de la semana pasada, George Soros y Sir Fazle Abed comentan que la VER MÁS

Liderazgo
Helen

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos de Desarrollo del Milenio

Aprobados por los líderes mundiales en el año 2000 para cumplirse en el 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco de referencia a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos en todas partes.

Galería Fotográfica - Administradora del PNUD
  • 8670203246_6e5b1d064d_o
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda

MÁS FOTOS Flickr