Nuestra Perspectiva

      • Colombia: un regreso a casa aún muy lejano | Debora Barros

        04 oct 2013

        image
        Al igual que los Wayuu, los Tule de Colombia también han sido víctima de discriminación y de violación de los derechos humanos, una experiencia que comparten muchas colectividades indígenas (Foto: Heger/ACNUR)

        Cuando las fuerzas rebeldes mataron a las mujeres de mi comunidad, nuestra vida cambió para siempre. Según las creencias de la cultura indígena Wayuu en Colombia, las mujeres son sagradas. Somos las que transmitimos el idioma, las tradiciones y la estirpe a las futuras generaciones. Matar a una madre es aniquilar la cultura y la vida de una comunidad. Viví mi infancia sin miedo, jugando en el desierto con mis primos y sin saber lo que era el peligro. Fueron tiempos maravillosos. Me convertí en una mujer feliz, inteligente y organizada, y fui elegida por mi comunidad para estudiar Derecho en la universidad. Cuando regresaba al pueblo durante las vacaciones, les hacía escuchar la música occidental a los miembros de mi comunidad y les explicaba sus tradiciones. Repentinamente, el 18 de abril de 2004, un grupo rebelde atacó mi pueblo. Violaron, decapitaron y mataron a las mujeres, haciendo explotar granadas frente a ellas. Aún me cuesta terriblemente hablar de ello. Cada vez que regresamos a nuestro pueblo destruido, lloramos como si fuera ayer. Nueve años más tarde, aún nos preguntamos por qué sucedió. A pesar de todo, las 102 familias de la comunidad se han mantenido sólidas y unidas. Organizaciones comoVER MÁS

      • Ha llegado el momento de dar prioridad a la gobernanza y la lucha contra la corrupción | Rebeca Grynspan

        30 sep 2013

        image
        Estudiantes en el Este de Sudán participan en una competencia artística con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, 2012 (Foto: PNUD en Sudán)

        Hace trece años, cuando se formularon los Objetivos de Desarrollo del Milenio, no se incluyeron objetivos o metas relacionadas con la gobernanza, principalmente por motivos políticos; sin embrago, de esa experiencia hemos aprendido que los déficits de gobernanza, tales como la corrupción, la captación de recursos clave por parte de la elite y a la limitada capacidad de las instituciones gubernamentales, impiden el crecimiento inclusivo al dar lugar al derroche de recursos altamente necesarios para el desarrollo. Me ha causado grata sorpresa comprobar que más de un millón de personas que han votado a través de la encuesta mundial MYWorld expresaran su opinión de que "una gestión pública honesta y sensible" debe ser una de las principales prioridades en el marco de desarrollo después de 2015. Es tranquilizador que tanto el informe del Grupo de Alto Nivel como el informe del Secretario General a la Asamblea General  hayan corroborado muchas de las opiniones expresadas por los ciudadanos en el sentido de que sus gobiernos deben ser transparentes, rendir cuentas y ser sensibles. Según datos del Banco Mundial, cada año se paga 1 billón de dólares estadounidenses en sobornos, y se estima que la corrupción puede costar a un país hasta elVER MÁS

      • El Estado de derecho se logra con justicia y seguridad | Jordan Ryan

        26 sep 2013

        image
        Abdul Wasa Antazar, Diputado de Distrito en Rodad, Afganistán, habla durante un curso de formación sobre los derechos de las mujeres, apoyado por el PNUD y "JHRA" en Afganistán (Foto: Farzana Wahidy/UNDP)

        En algunas regiones, como en la República Democrática del Congo, donde las mujeres enfrentan constantemente situaciones de violencia sexual, o en Guatemala, donde el fracaso por abordar las injusticias del pasado pone en riesgo los intentos de reconciliación, la historia se repite: la falta de justicia y de seguridad genera una cultura de impunidad. A largo plazo, esta situación puede desestabilizar a los países, incrementar los índices de violencia y dificultar el progreso hacia los objetivos de desarrollo. A fin de ayudar a los países afectados por las crisis a afrontar la violencia, considero que es fundamental mejorar los servicios de justicia y de seguridad; modernizar los métodos de enjuiciamiento; aumentar la disponibilidad de un mayor número de abogados y jueces, y capacitarlos para que tomen mejores decisiones; entrenar a la policía para que actúe de forma más eficiente y confiable, y ofrecer protección y respaldo a las víctimas de violencia sexual y de género. Para garantizar un impacto a largo plazo, las personas deben comprender el sistema judicial y los servicios de protección que proporcionan las fuerzas de seguridad, y poder beneficiarse de su utilidad. Gracias al apoyo proporcionado por el PNUD y por sus asociados, se han conseguido excelentesVER MÁS

Liderazgo
Helen

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos de Desarrollo del Milenio

Aprobados por los líderes mundiales en el año 2000 para cumplirse en el 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco de referencia a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos en todas partes.

Galería fotográfica - Administradora del PNUD
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda

MÁS FOTOSFlickr