Nuestra Perspectiva

      • Desmitificando las cuotas de género | Elisabeth Guerrero

        09 dic 2013

        image
        Parlamentarias salvadoreñas celebran la aprobación de la nueva ley que aborda la violencia contra las mujeres (Foto: Asamblea Legislativa El Salvador)

        Las mujeres constituyen el 21,4% de los parlamentos del mundo. En América Latina este porcentaje alcanza al 24,9%, siendo una de las regiones con mayores porcentajes de mujeres en estos cargos, aunque aún estamos lejos de alcanzar un porcentaje cercano a la paridad. Además, la situación de los distintos países en la región varía bastante, encontrando países como Chile que alcanzan apenas el 15% y otros como Nicaragua que llegan al 40%. Una de las medidas que se ha usado extendidamente para aumentar la participación política de las mujeres son las acciones afirmativas y dentro de ellas específicamente las cuotas de género. Las cuotas son entendidas como medidas transitorias adoptadas para instar a los partidos a nominar un porcentaje mínimo de mujeres o para no exceder un número máximo de alguno u otro sexo. Estas cuotas pueden ser voluntarias de los partidos o pueden ser leyes promulgadas por los parlamentos para obligar a todos los partidos a nominar una cierta cantidad de candidatas. Este tipo de medidas fueron adoptadas inicialmente en Europa y se han ido extendiendo a otros continentes. La adopción de leyes de cuotas no han estado exenta de cuestionamientos y múltiples mitos se levantan en torno a ellas.VER MÁS

      • Por qué la igualdad de género debe ser una prioridad del desarrollo | Jeni Klugman

        02 dic 2013

        image
        Una mujer cultiva la tierra en Togo donde sólo los hombres pueden heredar la tierra. Foto: PNUD Togo.

        “El futuro se presenta gris para mujeres como nosotras, dedicadas a la pequeña agricultura”. Esto es lo que declaró un grupo de Togo en la encuesta “El Mundo que Queremos” en la que se recogen testimonios y opiniones sobre los futuros objetivos de desarrollo. Según las costumbres locales, explican, “la tierra sólo la heredan los hombres pero las mujeres hacemos la mayor parte del trabajo en los campos. Esto nos hace depender de los hombres y nos encadena a la pobreza”. La discriminación legal es sólo uno de los múltiples obstáculos que frenan la participación de las mujeres en la economía. Las normas sociales, la falta de autonomía y el acceso limitado a los recursos también influyen, con unos costos, particularmente en los países pobres y emergentes, enormes. Las diferencias entre géneros son generalizadas en todos los continentes y sectores. Las mujeres que trabajan en la agricultura tienden a tener una productividad menor, poseer terrenos más pequeños y cultivar productos menos rentables. Durante la crisis económica global, las mujeres mexicanas y hondureñas han sufrido el 70 por ciento de todos los despidos. En las economías avanzadas, las mujeres ganan un 16 por ciento menos que los hombres –incluso en los mismosVER MÁS

      • Crear un futuro más brillante: objetivo fundamental del acceso a la energía moderna | Vincent Wierda

        27 nov 2013

        image
        A través de programas como CleanStart, que el PNUD ha ayudado a desarrollar, los consumidores de bajos ingresos pueden acceder a productos y servicios de calidad, de energía limpia y más asequibles, como estas cocinas mejoradas a la venta fuera de Kampala, Uganda.

        Llegar a los 1,3 mil millones de personas sin acceso a la electricidad y a los 2,6 mil millones de consumidores sin soluciones de energía limpia para cocinar es uno de los principales desafíos del desarrollo humano, así como una gran inversión y una extraordinaria oportunidad de negocio. ¿Cómo podemos llevar este mercado a un nivel más alto? ¿Cómo se pueden crear y apoyar más colaboraciones a fin de ampliar el mercado? ¿Qué papel pueden desempeñar las organizaciones internacionales como catalizadoras de la acción e impulsoras de la agenda de acceso a la energía? Nuestras experiencias combinadas (en particular las de quienes se encuentran a la vanguardia en la oferta de soluciones de energía viable para personas de bajos ingresos) son necesarias para construir un movimiento creciente, uno que ofrezca una mayor variedad productos y servicios energéticos de calidad a precios asequibles a quienes se encuentran en la base de la pirámide. CleanStart, una iniciativa global cofundada por el FNUDC y el PNUD, procura lograr precisamente eso mediante el apoyo a los hogares y microempresarios pobres, en el interés de impulsar su acceso a la energía limpia a través de la microfinanciación. En Nepal, donde cerca del 87,1 por ciento deVER MÁS

Liderazgo
Helen

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos de Desarrollo del Milenio

Aprobados por los líderes mundiales en el año 2000 para cumplirse en el 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco de referencia a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos en todas partes.

Galería fotográfica - Administradora del PNUD
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda
  • UN Development Chief Helen Clark visits Rwanda

MÁS FOTOSFlickr