El Administrador del PNUD, Achim Steiner, en el Primer período ordinario de sesiones de la Junta Ejecutiva del PNUD. Foto: Freya Morales/PNUD.

 

Para su distribución

Señor Presidente,

Miembros de la Junta Ejecutiva,

colegas y amigos:

Me complace desearles a todos un feliz año nuevo y darles la bienvenida al primer periodo ordinario de sesiones de la Junta Ejecutiva del PNUD para 2018.

Permítanme comenzar felicitando al Excmo. Sr. Jagdish D. Koonjul, de la República de Mauricio, por su elección como Presidente de la Junta Ejecutiva del PNUD / UNFPA / UNOPS y expresarle nuestras condolencias por las consecuencias del paso del ciclón Berguitta. El PNUD está dispuesto a apoyar los esfuerzos de recuperación en Mauricio y ayudar a construir resiliencia ante los desastres y el cambio climático.

También deseo felicitar a los nuevos Vicepresidentes por su elección: Excma. Sra. Besiana Kadare, de la República de Albania; Excmo. Sr. Chull-joo Park de la República de Corea; Sr.  Dominique Favre, de Suiza; y Sr. Tumasie Blair, de Antigua y Barbuda.

Permítanme también agradecer sinceramente al Excmo. Sr. Ib Petersen, Representante Permanente de Dinamarca y Presidente saliente de la Junta Ejecutiva, por su excelente y dedicada administración de la Junta en 2017.

También doy las gracias a los vicepresidentes del pasado año por su apoyo: Excmo. Sr. Omar Annakou, de Libia; Sr. Talal Aljamali, de Yemen; Sra. Laura Elena Flores Herrera, de Panamá; y Sra. Carolina Popovici, de la República de Moldova.

Para las Naciones Unidas, ahora más que nunca, el nuevo año es un momento de nuevos comienzos, entre otros de su sistema para el desarrollo. En el presente año se tomarán decisiones clave sobre el proceso de reforma de la Secretaría General. En su reciente informe de finales del año pasado, el Secretario General presentó una visión del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo basada en la orientación de los Estados Miembros en la revisión cuatrienal amplia de la política, que ha guiado nuestra propia perspectiva estratégica y operacional en el PNUD.

En esta perspectiva, las expectativas del PNUD y del multilateralismo son altas, como corresponden a la escala y la complejidad de los desafíos mundiales, desde los conflictos y crisis continuas y los desplazamiento forzados hasta el empeoramiento de las desigualdades y la evolución implacable del cambio climático. En algunos casos, las fragilidades estructurales se han profundizado aún más y amenazan con fracturarse.

Al mismo tiempo, hemos sido testigos de saltos cualitativos en los desarrollos tecnológicos que tendrán enormes implicaciones para los países en desarrollo. Nuestro trabajo en el PNUD consiste en ayudar a los países a aprovechar estas tecnologías perturbadoras en una orientación positiva y no ser perturbados por ellas. A pesar de las señales de advertencia de los retrocesos democráticos en algunas partes del mundo, señales de advertencia a las que debemos prestar atención, el apoyo popular global a las instituciones democráticas sigue siendo fuerte, y en muchos lugares la calidad de la democracia ha mejorado.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible han sentado un precedente difícil de igualar. El Secretario General espera que el PNUD desempeñe un papel de liderazgo en la realización de la Agenda 2030 como parte de sus reformas. La oferta de próxima generación del PNUD debe reflejar las conversaciones  actuales relativas al desarrollo nacional, el multilateralismo y el papel de las organizaciones internacionales, que ha avanzado. Estas conversaciones han sido recogidas en nuestro nuevo Plan estratégico, que proporciona una visión clara de hacia dónde vamos y, después de su aprobación en noviembre, nos da una autorización clara para operar.

Plan estratégico para el periodo 2018 -2021

Con su nuevo Plan Estratégico ya operativo, el PNUD se posiciona como una piedra angular del impulso de reforma. Es un nuevo plan para una nueva era, que eleva las ambiciones de la organización y la lleva a nuevos límites más allá de la rutina habitual. Como se reconoce en el informe del Secretario General, el PNUD pretende servir de base para que los equipos nacionales de las Naciones Unidas en los países y los coordinadores residentes dirijan la planificación, la gestión de riesgos y el apoyo a los gobiernos en relación con todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El PNUD también está preparado para brindar apoyo y servicios eficientes y rentables a los coordinadores residentes, a fin de lograr una función de coordinación para el desarrollo más sólida y traducir su orientación en la revisión cuatrienal amplia de la política en una nueva forma de trabajar para el desarrollo. Ello incluye un compromiso continuo con los actores humanitarios y de paz, tanto a escala nacional como regional, y a nivel mundial en el contexto del Comité Directivo Conjunto recientemente establecido para avanzar en la cooperación humanitaria y para el desarrollo.

En colaboración con los organismos del sistema de las Naciones Unidas UNFPA, UNICEF y ONU Mujeres, el PNUD está implementando los compromisos adoptados ante ustedes en el capítulo común de nuestro Plan Estratégico. Estamos actuando colectivamente en dos frentes. En primer lugar, estamos elaborando unas orientaciones claras y flexibles destinadas a nuestras oficinas en los países a fin de ayudarlas a utilizar los mecanismos, procesos y actividades programáticas existentes para impulsar la colaboración, evitando al mismo tiempo la duplicación. En segundo lugar, estamos examinando formas de potenciar aún más el impacto en el desarrollo mediante una mayor ventaja colaborativa, haciendo pleno uso de nuestra huella programática colectiva existente, experiencia y activos operativos, así como de los mandatos complementarios. Las iniciativas que pudieran surgir de este análisis se orientarían a los resultados colectivos y al esfuerzo conjunto para lograr un cambio transformacional y ofrecer una base sólida para la alianza con otras entidades del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo y más allá. Esperamos poder proporcionar nuevas  actualizaciones sobre la implementación del capítulo común para el próximo año.

A medida que avanzamos en la implementación de nuestro Plan Estratégico, muchas de nuestras oficinas y equipos técnicos en los países están explorando ya nuevas maneras de crear plataformas nacionales eficaces para los ODS, al tiempo que establecemos un equipo especial interinstitucional en la sede para apoyar y facilitar este trabajo. Nuestros colegas de la sede también están implementando sistemas que garanticen los recursos humanos y materiales necesarios para cumplir con los diferentes contextos en los que operamos. Nuestros colegas de la Dirección de Política y de Apoyo de Programas (DPAP) están desarrollando la orientación programática necesaria para lograr soluciones emblemáticas. Finalmente, hemos aprobado un presupuesto institucional para 2018 que es inferior en 50 millones al de 2017 y está en consonancia con el marco de recursos integrados aprobado por la Junta Ejecutiva, a la vez refleja mi compromiso de reequilibrar algunos aspectos del PNUD. Seguiremos confiando en ustedes, miembros de nuestra Junta Ejecutiva, para que nos brinden orientación, retroalimentación y apoyo.

Financiación

Gracias al generoso apoyo de sus aliados, el PNUD recibió US$612 millones en contribuciones básicas de 54 contribuyentes, incluida nuestra primera contribución de financiación básica de una empresa del sector privado por un monto de US$1 millón. Esta cifra de US$612 millones está solo ligeramente por debajo de las contribuciones básicas recibidas en 2016 y representa un cambio significativo y bienvenido en la disminución progresiva de la financiación básica de los últimos años, y es coherente con nuestro objetivo de estabilizar los recursos básicos en 2017.

La financiación no básica del PNUD en 2017 se mantuvo también estable en torno a US$4.400 millones. Hemos asistido a un aumento del 13% en las contribuciones de participación de los Gobiernos en los costos de los países del programa y a un aumento del 60% en las donaciones y préstamos de las instituciones financieras internacionales. Las contribuciones destinadas a las Ventanas de Financiación del PNUD también aumentaron en un 57% en comparación con 2016.

El nuevo Plan Estratégico del PNUD prioriza formas innovadoras de ampliación de nuestro compromiso responsable con el sector privado. Contamos con el compromiso permanente de los Estados Miembros para una financiación previsible y flexible que garantice que la aplicación del nuevo Plan Estratégico del PNUD comience con buen pie. También esperamos con interés conversar con ustedes durante los Diálogos de Financiación Estructurada para guiar nuestros esfuerzos futuros de profundización y diversificación de nuestras alianzas y nuestra base de financiamiento.

Actualización sobre el modelo de negocio 

Con la aprobación del Plan Estratégico el mes pasado, nuestro trabajo para mejorar el modelo de negocio del PNUD ha comenzado de manera decisiva. Nuestro modelo de negocio deberá mejorar continuamente para que la organización pueda responder de manera más efectiva a las solicitudes gubernamentales de apoyo a la Agenda 2030 y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como también para entregar resultados ajustados al Plan Estratégico 2018-2021 y forjar alianzas programáticas con la familia de la ONU a escala mundial, regional y nacional.

En un nivel más fundamental, en esta época de cambio tenemos dos opciones: podemos preparar al PNUD para el futuro, o podemos sentarnos sin hacer nada y reaccionar. La primera es difícil, pero la última es inaceptable, en especial cuando hay tanto en juego.

Me gustaría mencionar tres iniciativas que avanzan dentro de estos ámbitos.

La primera de ellas es la recuperación de costos. Sobre la base de las reuniones informativas iniciales con los Estados Miembros el mes pasado, compartimos una nota informativa con la Junta Ejecutiva a fin de continuar el diálogo con ustedes sobre este importante tema. Las sesiones informativas de grupo continuarán, pero también nos ofrecemos a hacerles partícipes individualmente, a pedido. También celebramos un taller interno la semana pasada, para desarrollar recomendaciones sobre la recuperación de costos de acuerdo con las decisiones de la Junta Ejecutiva, aprovechando para ello la experiencia y los conocimientos de nuestros colegas en las oficinas nacionales y regionales y en la sede.

Seguiremos analizando nuestro trabajo con el sector privado desde la perspectiva de cómo ir más allá de una relación de financiación a una en la que podamos trabajar de consuno con los Gobiernos para obtener resultados. Ello puede implicar nuevos procesos o instrumentos para facilitar tales alianzas, pero se trata de un ámbito en el que creo que podemos agregar un valor significativo.

En tercer lugar, el próximo 1 de febrero realizaremos un evento de lanzamiento que involucrará a múltiples partes interesadas en la sede del PNUD para revisar el trabajo de innovación de nuestro Programa hasta la fecha y establecer un enfoque más centrado en la innovación en nuestras áreas programática y operativa. Se trata de una excelente oportunidad para aprender de la experiencia de otros y llevar la innovación al corazón del trabajo del PNUD.

Compromiso de la Junta Ejecutiva: trabajar mejor juntos

El lema para nuestro compromiso con ustedes, miembros de la Junta Ejecutiva, es “Trabajar mejor juntos”. Una alianza sólida con ustedes es esencial, ahora más que nunca, a medida que nos embarcamos en la siguiente etapa evolutiva del PNUD. Se trata de una alianza que se arraiga en un diálogo abierto, honesto, regular y proactivo. Hemos compartido con ustedes nuestra perspectiva inicial sobre cómo fortalecer y revitalizar nuestra alianza conjunta, y entregaremos una propuesta más concreta en el periodo de sesiones de junio, en el presente año. Esperamos con interés los próximos cinco meses de discusión, pruebas y perfeccionamiento de los diferentes enfoques de participación conjunta.

Antes de pasar a los temas específicos del orden del día de este primer periodo ordinario de sesiones, me gustaría dirigirles unas palabras sobre dos cuestiones importantes que también fueron planteadas por el Secretario General en su reunión general de alcance mundial la semana pasada.

Compromiso con la paridad de género, la igualdad de género y la tolerancia cero ante el acoso sexual, el abuso y la explotación

Como saben, el Plan Estratégico compromete al PNUD a trabajar, junto con los organismos  aliados, para apoyar a los países en desarrollo en el avance de la igualdad de género, con arreglo a la Agenda 2030. La Estrategia de Igualdad de Género 2018-2021 establecerá cómo tenemos previsto integrar la igualdad de género en los trabajos de la organización en pro del desarrollo, así como nuestros compromisos corporativos para planificar, informar y supervisar los resultados de la igualdad de género. Llevaremos a cabo una consulta informal con ustedes sobre este tema y compartiremos la Estrategia en el periodo de sesiones de la Junta en junio. Quedo a la espera de su compromiso y su contribución.

Estoy comprometido a eliminar todas las formas de prejuicio y otros obstáculos que enfrentan muchas mujeres en el lugar de trabajo. La buena noticia es que para fines de 2017, el personal del PNUD estaba compuesto por un 50,7% de mujeres y un 49,3% de hombres. Sobre el total de la fuerza de trabajo (incluidos los titulares de contratos de servicio y Voluntarios de las Naciones Unidas), la proporción fue de un 44% de mujeres frente a un 56% de hombres. También ha habido progresos sobre el terreno, con la proporción de representantes residentes femeninos de 47% y de representantes residentes asimismo femeninos, que ahora se sitúa en un 49%. Sin embargo, reconozco que todavía queda mucho camino por recorrer para eliminar las discrepancias significativas que se registran en determinados niveles, en particular en los grados superiores.

El objetivo del PNUD es mantener la paridad de género en todo el personal a escala general de nuestra organización y lograr la paridad en cada nivel de grado, incluidos los contratistas de servicios. Igualmente importante es nuestro objetivo de mejorar la calidad del lugar de trabajo del PNUD para garantizar que todo el personal tenga las mismas oportunidades de crecer y progresar.

Otro asunto que habla directamente a todos de los valores fundamentales de la ONU y quiénes somos como organización es el acoso, la explotación y el abuso sexual en el lugar de trabajo. Estamos completamente en línea con la estrategia de tolerancia cero decretada por el Secretario General, tanto dentro de la organización como en las poblaciones a las que servimos. Tenemos establecidas políticas claras y capacitación obligatoria, aunque reconocemos que sigue quedando mucho trabajo por hacer para abordar las preocupaciones reales de nuestra fuerza de trabajo global en este tema.

Plan de trabajo de la Oficina de Evaluación Independiente 2018-2021

El Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo está comprometido con la transparencia y la rendición de cuentas, y otorga un gran valor a la independencia e imparcialidad de la Oficina de Evaluación Independiente (OEI), cuyo trabajo es vital para ayudar al PNUD a aprender y seguir mejorando su desempeño. En consulta con la administración del Programa, la OEI ha desarrollado un nuevo plan de trabajo para 2018-2021. Es el primer plan de mediano plazo propuesto por la Oficina tras la adopción de la nueva política de evaluación y el nuevo Plan Estratégico del PNUD, con el que se alinea su horizonte temporal.

El plan de trabajo cuatrienal incluye evaluaciones temáticas y programáticas que se espera generen una valiosa evidencia que permita a las oficinas del PNUD aprovechar la implementación del Plan Estratégico y los Programas regionales y de país. El plan de trabajo también incluye la evaluación completa del Plan Estratégico y los programas regionales y nacionales. El PNUD apoyará diligentemente esas evaluaciones, protegiendo su independencia e imparcialidad y prosiguiendo en la toma en consideración de sus hallazgos y conclusiones como parte de nuestro compromiso con la rendición de cuentas y la transparencia.

Permítanme compartir algunos mensajes clave relacionados con el plan de trabajo de la OEI:

• En primer lugar, el PNUD pretende asignar los recursos necesarios para garantizar que la OEI pueda llevar a cabo su trabajo, tal como se describe en su plan de trabajo.

• En segundo lugar, las evaluaciones de programa de la OEI reemplazarán la evaluación de los resultados de las actividades de desarrollo. Se realizarán evaluaciones independientes de los programas por país para todos los programas del PNUD por países antes de presentar a la Junta Ejecutiva nuevos documentos de programas por países, tal como solicitó la Junta en su decisión 2015/8.

• En tercer lugar, esperamos con interés la evaluación sistemática de la calidad de las evaluaciones descentralizadas, que la OEI reanudó en 2017 y que contribuirá a que el PNUD pueda identificar problemas relativos a la evaluabilidad de nuestros proyectos y las lagunas de capacidad aún presentes en la gestión de evaluaciones.

Doy las gracias al Director Indran Naidoo y su equipo de la OEI por el desarrollo de este plan de trabajo integral.

Recomendaciones de auditoría

En esta primera sesión del nuevo año, la Junta Ejecutiva también examinará el informe elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Capitalización (FNUDC) sobre la aplicación de las recomendaciones de la Junta de Auditores de las Naciones Unidas (UNBOA) para el año 2016. El PNUD y el FNUDC recibieron, por duodécimo año consecutivo, un dictamen de auditoría no calificado, es decir, limpio, por parte de la citada UNBOA para los estados financieros de 2016. Tanto el Administrador Asociado como yo mismo supervisamos de cerca y hacemos un seguimiento activo de la implementación de las recomendaciones de los auditores y los organismos de supervisión independientes, con objeto de mejorar continuamente nuestro desempeño y mantener un dictamen de auditoría limpio.

También notarán que hemos progresado en la reducción del número de recomendaciones de auditoría pendientes desde hace mucho tiempo, y que haremos un trabajo adicional en 2018 para asegurarnos de que abordamos por completo las recomendaciones emitidas más recientemente.

Me gustaría dar las gracias a la Junta de Auditores de las Naciones Unidas y la Junta Ejecutiva por su participación constructiva en cuestiones de auditoría. Permítanme también ofrecer mi gratitud a la Oficina Nacional de Auditoría de la República Unida de Tanzanía por su apoyo sumamente profesional en los últimos seis años, que ha dado lugar a mejoras en el rendimiento y la eficiencia del PNUD y el FNUDC. La Oficina Nacional de Auditoría concluirá su mandato con la UNBOA en junio de 2018. A partir del 1º de julio de 2018, los estados financieros del PNUD y el FNUDC serán auditados por la Entidad Fiscalizadora Superior alemana (Bundesrechnungshof). Por último, pero no por ello menos importante, quisiera agradecer al personal del PNUD y el FNUDC en todo el mundo su incansable trabajo para mantener altos estándares en materia de auditoría y gestión fiduciaria relacionada.

Documentos de programa regional y del país

Tenemos cinco nuevos documentos de programas regionales para compartir con la Junta para su consideración en esta sesión. Los Directores Regionales presentarán los detalles de cada nuevo programa por país, en el que los Estados Miembros tuvieron la oportunidad de hacer sus comentarios por escrito. El PNUD agradece sobremanera los comentarios de los Estados Miembros y su confianza en nuestra capacidad para realizar actividades en ámbitos temáticos amplios y en contextos nacionales diversos.

Además, tenemos once nuevos documentos de programas por países para compartir con ustedes. Todos los nuevos documentos de estos programas cumplen con los estándares de calidad que el PNUD introdujo en 2016, después de haber sido sometidos a un exhaustivo proceso de selección para garantizar que sean de alta calidad, estén alineados con los ODS y sigan las recomendaciones de las evaluaciones pertinentes. La introducción de este riguroso sistema de evaluación de programas ha permitido lograr documentos de programa del por países de mucha mayor calidad.

Marco estratégico del programa de Voluntarios de las Naciones Unidas y del FNUDC

El PNUD se enorgullece de administrar el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU)  y el FNUDC, cuyos marcos estratégicos serán examinados por la Junta en esta sesión. El Marco Estratégico del programa VNU 2018-2021 está vinculado al Plan Estratégico del PNUD y tiene dos prioridades generales: la primera es apoyar a los Estados Miembros para lograr un desarrollo sostenible, pacífico e inclusivo a través del voluntariado, y la segunda brindar más oportunidades a las personas, incluidos los jóvenes, las mujeres y las personas con discapacidad, para que puedan ser voluntarias en el marco del sistema de las Naciones Unidas para lograr la Agenda 2030. A través de este nuevo Marco Estratégico, el programa VNU contribuirá a garantizar que el voluntariado sea aprovechado para promover de manera sostenible las capacidades nacionales. También ayudará a ofrecer plataformas integradas rentables para implementar soluciones de desarrollo.

El miércoles, estudiarán ustedes el Marco Estratégico del FNUDC, que destaca el papel fundamental de este Fondo para que las finanzas favorezcan a los más pobres y para que la financiación fluya hacia donde más se necesita. Veo una gran adicionalidad en el trabajo programático y de inversores iniciales que desarrolla el FNUDC. A medida que el PNUD y el sistema más amplio de la ONU aceleran el apoyo a los países menos adelantados y los países de ingresos medianos para optimizar la inversión pública y privada para el logro de los ODS, la capacidad del FNUDC para desplegar una gama de instrumentos financieros que permitan eliminar el riesgo y probar el concepto tiene una considerable aplicabilidad a escala de todo el sistema. La plataforma de inversión en los países menos adelantados del FNUDC es un vehículo listo para el despegue, dotado de capacidad real para dirigir la inversión hacia las personas, empresas y localidades más excluidas, lo que genera impacto en una serie de ODS.

También estimo que el PNUD y el FNUDC pueden colaborar en el desarrollo de entornos propicios que impulsen la innovación digital, profundicen los mercados financieros nacionales y garanticen que los países menos adelantados compartan las recompensas de la financiación mixta. Juntos podemos también asegurarnos de que las aplicaciones de soluciones financieras innovadoras en los países de ingresos medianos contribuyan a la demostración y al aprendizaje entre países, y muestren cómo las nuevas implementaciones de instrumentos financieros pueden abordar las desigualdades en una variedad de contextos nacionales diferentes.

Conclusión

Doy las gracias a la Junta Ejecutiva por su papel de aliado fuerte y solidario en el desarrollo de una nueva visión para el PNUD, y les manifiesto que seguimos contando con ustedes a medida que avanzamos en el trabajo práctico de implementación. Espero con interés un intercambio de opiniones productivo en este primer periodo ordinario de sesiones de la Junta Ejecutiva.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe