Sistema móvil de transferencia de efectivo para 16.000 trabajadores del ébola

19-dic-2014

Sistema móvil de transferencia de efectivo en el Hospital Público de Lumley, en Serra Leona. Foto: Lesley Wright/UNDP

Marion Sesay comadrea con dos compañeras de trabajo mientras esperan a la sombra a que llamen sus nombres en una casa de cambio de moneda.

Marion y sus amigas, todas enfermeras en un hospital cercano, tienen derecho a recibir la prestación por condiciones peligrosas, un poco más de dinero cada dos semanas para compensar el riesgo de trabajar en el cuidado de la salud en tiempos del ébola. "El dinero nos ayuda mucho", afirma Sesay; "lo podemos usar para nuestros hijos y nuestras familias.

El dinero es buena cosa, pero en realidad queremos que todo esto acabe". En ocasión del tercer pago de sus prestaciones por condiciones peligrosas, Sesay y sus colegas nacionales (unos 16.000 beneficiarios en toda Sierra Leona) recibieron mensajes de texto en sus teléfonos que informaban cuánto dinero debían esperar y dónde ir a recogerlo, además de un código de seguridad. El sistema móvil de transferencia de dinero, se puso en práctica con gran satisfacción por primera vez la semana anterior a la Navidad.

"Este ciclo es mejor que el anterior", asegura Sesay. El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) se ha asociado con el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Capitalización, el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo para simplificar el proceso de pagos que supervisa el Centro Nacional de Respuesta al Ébola.

El PNUD aporta su vasta experiencia en transferencias de efectivo y pagos en todo el mundo para ampliar y mejorar a la brevedad este sistema en Sierra Leona a fin de asegurar que todas las personas se sientan satisfechas. "El pago a quienes trabajan con el ébola es fundamental", afirmó Sudipto Mukerjee, Director del PNUD para el país, quien hizo hincapié en la eficacia con que debe funcionar el sistema al indicar que es imperativo "garantizar que las personas indicadas reciban el pago adecuado en el momento correcto".

En ese sentido, el PNUD está trabajando para subsanar las deficiencias que puedan presentarse en un sistema a la vez fluido y flexible, uno que exige especial atención y la supervisión de expertos. El sistema móvil de transferencias de efectivo ha sido creado para satisfacer las necesidades específicas de Sierra Leona, donde muchas personas envían y reciben dinero a través de sus teléfonos celulares y de proveedores de redes móviles, como Airtel o Africell.

Las personas que trabajan con el ébola cuentan con miles de puntos ubicados en cada aldea del país, y pueden acudir a cualquiera de estos con un SMS y cobrar sus pagos de prestaciones por condiciones peligrosas. "Es un buen sistema que parece funcionar bien", afirma Tenzin Keyzom Ngodup, especialista en transferencia de efectivo del PNUD. "Es muy importante mantener la rendición de cuentas", señala la experta, "así como la transparencia y la puntualidad de los pagos."

El 80 por ciento de los trabajadores tiene teléfonos móviles y casi el 90 por ciento tiene cuentas bancarias. Si bien el sistema móvil de transferencia de efectivo cubre las necesidades inmediatas de pago de prestaciones por condiciones peligrosas a quienes trabajan en la primera línea del combate contra el ébola, también es buena oportunidad para hacer frente a las necesidades a largo plazo de algunas de las personas más pobres y más vulnerables del país, quienes ahora tendrán acceso al sistema financiero.

"En la visión del PNUD, el alcance de este trabajo no se limita a esta crisis", remarca Ngodup, quien a seguidas añade que, "por supuesto, estamos reaccionando y proporcionando una respuesta a la crisis actual, pero también estamos trabajando a fin de asegurar que una plataforma como esta pueda utilizarse en una crisis futura o con miras a promover la inclusión en el sistema financiero en general".

El PNUD seguirá prestando apoyo técnico al Centro Nacional de Respuesta al Ébola como parte del Equipo para el pago en efectivo, y seguirá perfeccionando el sistema para asegurarse de que todos los trabajadores reciban sus pagos de prestaciones por condiciones peligrosas a tiempo y de forma transparente.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe