PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Evaluación del impacto socioeconómico del virus del Zika en América Latina y el Caribe

03 abr 2017
image

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en alianza con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), presenta este informe con el objetivo de medir el impacto socioeconómico del virus del Zika en distintos países, familias y comunidades, así como analizar la respuesta de las instituciones.

La evaluación se centra, entre otros aspectos, en el impacto del virus sobre las mujeres más vulnerables y marginadas, de acuerdo con los principios de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su compromiso específico de no «dejar a nadie atrás». Según la Nota Estratégica VIH, Salud y Desarrollo 2016–2021 del PNUD, “Conexiones e interrelaciones”, es imprescindible reducir la des- igualdad y la exclusión social para fomentar la salud y el desarrollo.

El mensaje principal del informe es sencillo: se estima que, únicamente entre 2015 y 2017, el virus del Zika ha provocado unas pérdidas tangibles del producto interno bruto (PIB) de 7.000 a 18.000 millones de dólares, lo que constituye una carga directa inmediata sobre los sistemas de salud y del bienestar que, a largo plazo, puede afectar a los merecidos avances obtenidos durante décadas en las áreas de salud y desarrollo social. Una mayor inversión en estrategias de prevención, preparación y res- puesta sería rentable a nivel local, nacional y regional y ayudaría a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.