Informe Parlamentario Mundial

Publicado el 02 abr 2012
image

La naturaleza cambiante de la representación parlamentaria

Esta primera edición del Informe Parlamentario Mundial se enfoca en la siempre cambiante relación entre los ciudadanos y los parlamentos. Su intención es analizar la manera en que las expectativas de los ciudadanos están cambiando y lo que los parlamentos, los políticos y el personal parlamentario están haciendo en consecuencia.

 

Los parlamentos se enfrentan a tres presiones esenciales. Cada una de ellas se manifiesta de distintas maneras y a distintas velocidades, según el país o la región de que se trate, pero los temas en común que las caracterizan se pueden resumir en el creciente deseo del público de:

     - obtener informacion e influir en el trabajo parlamentario

     - lograr una mayor rendicion de cuentas y receptividad a sus demandas

     - obtener servicios y resultados para satisfacer necesidades concretas

 

Este informe se vale de la experiencia de las instituciones y los políticos para ilustrar los desafíos y la gama de iniciativas tendientes a mejorar la representación parlamentaria en distintos lugares del mundo. Su objetivo es ayudar a los parlamentos y los políticos a tener un mejor entendimiento de las presiones, a identificar algunas de las tensiones que deben manejar y ofrecer ejemplos de buenas prácticas que puedan dar perspectiva, inspiración o un aliciente para la emulación.

Aspectos Destacados

  • En 2012 hay más parlamentos que nunca antes. Actualmente, 190 de entre 193 países cuentan con alguna forma de institución parlamentaria y en conjunto suman más de 46,000 representantes.
  • Los sucesos de la Primavera Árabe de principios de 2011 refuerzan el papel central de los parlamentos en la búsqueda de una mayor democracia y una voz política más poderosa.
  • Actualmente existen 8,716 parlamentarias mujeres en el mundo
Descargas
NUESTRO TRABAJO
GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA

Invertir en gobernabilidad democrática es esencial para hacer que el desarrollo funcione. Trabajamos estrechamente con socios nacionales para que los gobiernos sean más eficaces y así permitir que las personas tengan voz y voto en las decisiones que afectan a sus vidas.

 

Las instituciones del Estado tienen que ser capaces de responder a las necesidades de la población, y cumplir con los estándares internacionales en materia de corrupción, igualdad de género y derechos humanos.

 

SABER MÁS