Protección del Desarrollo contra los Desastres: Apoyo del PNUD al marco de acción de Hyogo

31 jul 2013
image

Resumen

Este informe presenta los resultados que el PNUD ha logrado desde 2005 apoyando la reducción del riesgo de desastres (RRD)1 y recuperación en los países propensos a los desastres. Esta publicación, que es el primer informe completo que resume la contribución del PNUD a la aplicación del Marco de Acción de Hyogo, muestra las reformas que los países y las comunidades, con el apoyo del PNUD, están llevando a cabo para ser más resilientes a los desastres.

La gran mayoría de las personas afectadas por los desastres de los últimos 50 años residían en países de ingresos bajos y medianos.2 Además de causar muertes y sufrimiento, los desastres arrasan con los logros de desarrollo, destruyen infraestructuras, restringen el acceso a la educación y la atención médica, socavan los medios de vida y acentúan las vulnerabilidades frente a otros desastres naturales. Para romper esta tendencia, el Marco de Acción de Hyogo, aprobado por 168 países, exhorta a los Estados miembros a desarrollar la resiliencia y reducir el riesgo de desastres.

La Asamblea General de las Naciones Unidas encomendó al PNUD, que goza de presencia operativa en 177 países y de una gran cantidad de conocimientos técnicos, que ayude a los Estados miembros en la prevención y preparación frente a los desastres.3 Desde la entrada en vigor del Marco de Acción de Hyogo, el PNUD ha dedicado sus esfuerzos a ayudar a los países a alcanzar los ambiciosos resultados que en él se establecen, como la reducción sustancial de las pérdidas por desastres.

Entre 2000 y 2012, al menos 90 países se han visto azotados por desastres que han afectado a una media de más de 100.000 personas en cada caso. El PNUD trabaja activamente en 81 de estos 90 países y en un año típico, ayuda a reducir el riesgo de desastres en más de 50 países.

 

Aspectos destacados

  • Mediante sistemas de alerta temprana, tan sólo algunos minutos después del terremoto de escala 9.0 que el 11 de marzo de 2011 sacudió Japón, más de 120.000 habitantes de una comunidad costera expuesta de Filipinas recibieron en sus teléfonos móviles un mensaje alertándoles de un posible tsunami.
  • En la ex República Yugoslava de Macedonia y Uzbekistán, el PNUD ha apoyado el diseño de aplicaciones para teléfonos móviles con las que los usuarios pueden recibir actualizaciones sobre amenazas y desastres a medida que ocurren. Sólo tocando el mapa, los usuarios pueden averiguar el estado de un fenómeno, recibir consejos para mantenerse a salvo, informarse sobre situaciones de peligro del pasado y acceder a datos de contacto clave, como los servicios de emergencia.
  • En Mozambique, a través de proyectos relacionados con la generación de ingresos y la seguridad alimentaria, combinados con una amplia promoción y sensibilización públicas, el PNUD ha alentado a las comunidades reasentadas a no regresar a las zonas propensas a inundaciones. Aunque sólo fue un elemento de una intervención mucho más amplia, la iniciativa contribuyó a reducir la mortalidad relacionada con las inundaciones en 2010, que fue inferior al 25 por ciento de la media de 10 años.
  • La República Dominicana, con el apoyo del PNUD, cuenta ya con un plan de reducción del riesgo sísmico nacional y un fondo nacional para la prevención, mitigación y respuesta frente a los desastres. Por otra parte, la Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030, incorpora la reducción de los riesgos como un tema transversal y como uno de sus principales pilares.
Descarga este documento