A un año del terremoto en Ecuador, aún queda mucho por hacer

17 abr 2017 por Nury Bermúdez, Oficial de Respuesta a Emergencias, Gestión de Riesgos y Medios de Vida en PNUD Ecuador.

Unas 2.600 familias reactivaron la producción en zonas rurales de Manabí y Esmeraldas, generando incrementos promedio de 50% en sus ventas. Foto: Gabriela Ullauri/PNUD
En Ecuador, 40 segundos fueron suficientes para materializar la vulnerabilidad acumulada durante décadas. Cada construcción antitécnica, cada incremento de pisos sin supervisión, cada ahorro en materiales, nos pasó factura aquel 16 de abril de 2016. Ocasionando 671 fallecidos y más de 241.000 afectados; fue sin duda una de las emergencias más grandes que ha vivido el país en las últimas décadas. Esta emergencia rebasó las capacidades de atención y evidenció que se requiere fortalecer la preparación, prevención y recuperación para hacer frente a eventos adversos de gran magnitud. A pesar de esta realidad, una red de solidaridad nacional e internacional se activó para ayudar y ocuparse de la emergencia. Las entidades de Gobierno se encargaron de múltiples frentes y territorios que requerían atención inmediata. Las organizaciones de la sociedad civil estuvieron también presentes coordinando, gestionando y acompañando a quienes más lo necesitaban. El mandato humanitario de atender a las personas de manera integral, se hizo una realidad. En este contexto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) contribuyó con el Gobierno en varios frentes. En el proceso de evaluación de necesidades posdesastre, un grupo de especialistas sectoriales trabajaron con la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES) para … ver más

Una esperanza renovada para Líbano

28 mar 2017 por Luca Renda, Director de País, PNUD en Líbano

Una familia siria que escapó de Yabrud, llega a Arsal, Líbano. Hoy, alcanzando el 25% de su población, Líbano alberga a más refugiados de Siria que ningún otro país en el mundo. Foto: A. McConell / ACNUR
Las consecuencias de la crisis en Siria van mucho más allá de sus fronteras, y alcanzan a todos sus países vecinos. Sin embargo, los impactos no se han sentido en ningún lado como en Líbano, un país que aún se está recuperando de las heridas de su propia guerra civil. … ver más

Tesoro o tragedia: el océano que compartimos

23 mar 2017 por Midori Paxton, Jefa, Ecosistemas y biodiversidad, Unidad de Finanzas Climáticas Mundiales del PNUD

Expandir las áreas marinas protegidas es un imperativo para la biodiversidad y la salud de los ecosistemas. Foto: Shutterstock/divedog
Más de 3,000 millones de personas dependen directamente del Océano como principal fuente de proteínas. Expandir las Áreas Marinas Protegidas es un imperativo para la diversidad y la salud de los ecosistemas. … ver más

Desarrollo humano significa que cada persona alcance todo su potencial

21 mar 2017 por Helen Clark, Administradora del PNUD

El Informe sobre Desarrollo Humano 2016 remarca que las personas pobres, marginadas y grupos vulnerables -entre ellos minorías étnicas, personas indígenas, refugiados y migrantes- están siendo dejados atrás. Foto: PNUD
El desarrollo humano tiene por objeto las libertades humanas: la libertad de desarrollar todo el potencial de cada vida humana —no solo el de unas pocas ni tampoco el de la mayoría, sino el de todas las vidas de cada rincón del planeta— ahora y en el futuro. Esta dimensión universal es lo que con ere al enfoque del desarrollo humano su singularidad. … ver más

Acidificación de los océanos: ¿qué es y cómo detenerla?

14 mar 2017 por Andrew Hudson, Jefe, Programa de Gobernabilidad del Agua y los Océanos del PNUD

La "receta" para revertir la acidificación del Océano consiste en avanzar hacia modelos de energía sostenible. Foto: PNUD
Empecemos con algunos conceptos básicos de química. El agua puede ser ácida, básica o neutra. Cuanto mayor sea el nivel de hidrógeno, más ácida será la solución. Esta característica se cuantifica en el pH, que se expresa en una escala de 0 a 14. Un pH inferior a 7 es ácido, uno de 7 es neutro y un pH por encima de 7 es básico. Tomada en su conjunto, la superficie de los océanos tiene una gama básica de pH que va de 8.0 a 8.3. Los organismos marinos han evolucionado en un medio marino con ese pH y, por esa razón, están particularmente adaptados a ese entorno. ¿Cómo encaja aquí el cambio climático?  Como consecuencia de la quema de combustibles fósiles a partir de la Revolución Industrial, los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera han pasado de 250 a 400 partes por millón. Al igual que con los otros gases en la atmósfera, el CO2 se mantiene mayormente en "equilibrio" con respecto a la superficie de los océanos, lo que quiere decir que se mantiene una armonía entre la cantidad de CO2 en los océanos y la que se encuentra en la atmósfera. … ver más