Blog


Tesoro o tragedia: el océano que compartimos

por

Expandir las áreas marinas protegidas es un imperativo para la biodiversidad y la salud de los ecosistemas. Foto: Shutterstock/divedog

En anticipación a la Conferencia sobre los Océanos de las Naciones Unidas en junio, esta serie de blogs explora los temas vinculados al océano, los mares, los recursos marinos y la implementación del ODS 14: "Vida Submarina". Mira la serie completa

Parque Nacional Marino de Bunaken, Sulawesi, Indonesia, 2011.

El mar estaba demasiado picado para mi gusto, pero en tierra un volcán hacía erupción, por lo cual el agua era la opción más segura. Salté del barco y me zambullí con esnórquel y aletas.

Un mundo nuevo se abrió a mi alrededor. Peces de llamativos colores se agrupaban alrededor de los corales mientras las tortugas marinas aleteaban a mi lado, y una densa oscuridad delataba la existencia de un cañón en las profundidades donde no alcanzaba la luz solar. Yo sabía que en las profundidades habitaban los celacantos, una especia que una vez se pensó que se había extinguido hacía 66 millones de años, pero que en realidad había sobrevivido a los dinosaurios.

Si aliens llegasen desde el espacio, no llamarían a nuestro planeta “Tierra”. Lo llamarían “Océano”. Setenta y un porciento de la superficie terrestre está cubierta por agua.

En los océanos viven criaturas que ni siquiera hemos descubierto, pero estos también sustentan la vida en tierra. Más de 3 millones de personas dependen de los océanos como principal fuente de proteínas. Las rutas marítimas mantienen la vitalidad del comercio, y el agua regula la temperatura y la atmósfera.

Las regiones costeras, donde se encuentran los manglares y las planicies de marea, a menudo se denominan criaderos de peces pero, por igual, son cuna de la humanidad. Abusamos de estas a nuestra propia costa. Esto es exactamente lo que reconocen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El ODS 14 procura conservar al menos el 10 por ciento de las zonas costeras y marinas. Las áreas marinas protegidas (AMP) son la red de seguridad de este vasto tesoro contenido en áreas mucho más grandes que todos los continentes juntos. Su expansión es un imperativo para la biodiversidad y la salud de los ecosistemas. También es esencial para el bienestar social y para la economía. En la actualidad contamos con alrededor de 40 proyectos de AMP en 37 países, y ha quedado claramente demostrado el vínculo entre la conservación de la biodiversidad marina y los beneficios sociales y económicos.

En la costa oriental de la India, un dinámico programa de ecoturismo con base en la comunidad ayudó a construir una pasarela de madera de 4 km de longitud que permite a los visitantes disfrutar de paseos guiados a través de la biodiversidad de los manglares. Una parte de los ingresos de las visitas se depositan en un Fondo comunitario utilizado para cubrir necesidades de desarrollo local acordadas de manera conjunta por la comunidad. Se capacita a mujeres y hombres en actividades alternativas de subsistencia tales como la sastrería, la producción textil con fibra de coco y la creación artesanal. Se respalda a grupos de autoayuda de mujeres, y muchos de los alojamientos turísticos son manejados por estas.

En Maldivas, hemos ayudado a aumentar las AMP en el atolón Baa, y las actividades basadas en la diversidad biológica representan hoy en día el 47% de los puestos de trabajo y el 51% de los ingresos comerciales de la población local del atolón Baa.

La conversión de los arrecifes de coral protege las zonas costeras de las olas y las tormentas, limita la erosión costera y ahorra millones de dólares en daños potenciales. La declaración de todo el territorio de Maldivas como reserva de la biosfera debe contribuir a sustentar el 89 por ciento del PIB y el 98 por ciento de las exportaciones que dependen directamente de la biodiversidad marina.

El progreso hacia el cumplimiento de la meta 14.5 de los ODS sobre AMP es lento. Hasta la fecha, ni siquiera el 4% de los océanos del mundo están protegidos, y el porcentaje protegido se encuentra principalmente en zonas bajo jurisdicción nacional. Dado que las zonas marinas fuera de jurisdicción nacional representan casi el 95% del volumen del agua oceánica, las áreas protegidas no son siquiera la punta del iceberg.

Si se declarara según lo previsto como áreas protegidas a todas las zonas actualmente propuestas, el conjunto total de AMP alcanzaría el 6,4 por ciento del océano. Eso está bien, pero no es suficiente. ¿Si uno contara con un activo de autorregeneración tan importante, mantendría un porcentaje tan pequeño y gastaría el resto?

Los océanos son un tesoro común sin fronteras físicas. Los piratas siempre se han sentido atraídos por los tesoros: hacen falta más guardianes (como las AMP) contra la piratería en las zonas situadas dentro y fuera de las jurisdicciones nacionales. Después de todo, los mares sustentan nuestras vidas.

Serie de Blogs sobre el Océano Océanos Desarrollo sostenible Medio ambiente Blog post Midori Paxton

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe