Blog


Acción por el clima para enfrentar huracanes

por

Árbol caído en la calle, República DominicanaEn República Dominicana, el huracán Irma puso en alerta roja a 24 provincias, un 75 por ciento del país. Foto: PNUD

Negar el cambio climático es negar una realidad que acabamos de vivir. Con estas palabras el Primer Ministro de Dominica aludía a la situación que vive su país tras el paso de los huracanes Irma y María en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado 23 de septiembre. 

Cuatro huracanes categoría 3 o superior en la escala Saffir-Simpson, incluyendo a Irma, con vientos máximos de hasta 295 km/h, han recorrido el Atlántico en tan solo 6 semanas, y los expertos advierten de la posibilidad de recibir más eventos de este tipo durante esta temporada ciclónica. 

Estos eventos afectaron severamente a las islas del Caribe. Análisis recientes indican que el impacto en el PIB per cápita de Puerto Rico en los próximos 15 años puede llegar a un 21 por ciento; y entre 17 y 20 mil viviendas fueron afectadas en Dominica, que albergaban a aproximadamente el 80 por ciento de la población. 

La infraestructura afectada alcanzó el 92 por ciento en Sint Marteen, 90 por ciento en Dominica y 75 por ciento en Barbuda, registrándose daños severos también en San Bartolomé, Anguila, Saint Martin y las Islas Vírgenes Británicas. 

En República Dominicana, el huracán Irma puso en alerta roja a 24 provincias, un 75 por ciento del país. Un millón 700 mil personas resultaron afectadas, y más de un millón sufrió interrupciones en el servicio de agua potable. 

Días más tarde, María dejó 32 acueductos afectados, restringiendo el acceso de casi 400 mil personas a agua potable; destruyó casi la mitad de la producción de banano (principal producto de exportación agrícola con USD 397.1 millones en 2016); y más de 9 mil viviendas dañadas, desplazando aproximadamente a 26 mil personas. De las personas afectadas por el huracán, más del 40% ya se encontraba en situación de alta vulnerabilidad. 

Las fuertes precipitaciones saturaron los suelos y las presas, causando inundaciones y daños en la infraestructura de la costa norte del país, e impactos severos en la economía y los medios de vida de las personas más vulnerables.  

Reconstruir mejor es uno de los pilares de la estrategia de recuperación temprana y reducción de la vulnerabilidad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En las islas del Caribe, el PNUD acompaña a los gobiernos en la reconstrucción de infraestructuras, casas y comunidades, la gestión de residuos, el programa de empleos temporales de emergencia, o en el impulso microempresas y medios de vida.  

Tras los impactos de Irma y María, el PNUD República Dominicana participó en una misión inter-agencial de reconocimiento de daños en la costa norte, donde la implementación del plan de recuperación temprana en su provincia fronteriza va a ser apoyado con fondos movilizados tras el paso de estos eventos. Paralelamente, continuará trabajando con proyectos de reducción de riesgos y aumento de la resiliencia, como el plan de reducción de riesgos para el sector educativo, liderado por el Ministerio de Educación, que incrementará la resiliencia de toda la comunidad bajo el área de influencia del sector educativo; y con la preparación de un proyecto regional centrado en alerta temprana y reducción de riesgos junto a otros países insulares del Caribe, especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático. 

Sin embargo, la reducción del riesgo debe estar acompañada de la mitigación de la amenaza. La elevada temperatura de la superficie del Atlántico favorece la formación de ciclones, y su aumento sostenido implicaría un mayor potencial de destrucción de estos eventos a lo largo del siglo XXI. 

A la fecha, más de 160 países han ratificado el Acuerdo de París sobre cambio climático, y la inversión en renovables permanece sobre la de combustibles fósiles. Sin embargo, todavía el 80% de la energía mundial proviene de estos, y seguimos lejos de mantener el incremento de temperatura por debajo de 2C a finales de siglo.  

Para aumentar la resiliencia, debemos mirar más allá de su significado, pues, ¿y si la perturbación al sistema no cesa? ¿Y si lo inusual fuera habitual en esta nueva normalidad climática?  El cambio climático podría convertirse en el catalizador más poderoso para desplazar poblaciones, acabar con sus medios de vida y retenerlas dentro de la pobreza. Para estas personas, el cambio climático es ya una realidad.  

Necesitamos la acción por el clima, y la necesitamos ahora. 

Blog post América Latina y el Caribe República Dominicana Respuesta a las crisis Gestión del riesgo de desastres Recuperación Reducción del riesgo de desastres Cambio climático Cambio climático y reducción del riesgo de desastres Mario Peiró Cuba Dominica

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe