Blog


¿Puede la innovación ayudar a cumplir la Agenda 2030?

por

Enfoques innovadores pueden acercar a gobiernos, proveedores de servicios y empresas para financiar programas sociales de ayuda a grupos vulnerables. Foto: Niklas Halle'n / PNUD India

La innovación en materia de desarrollo significa poner en marcha nuevos procesos y nuevas tecnologías, o nuevas formas de usar la tecnología ya existente. Sea cual sea la innovación, es preciso que añada valor para el usuario final.

El PNUD y muchos otros organismos de la ONU llevan años invirtiendo en diferentes experimentos. A partir de esta experiencia, veamos cinco maneras de sacar fruto a las innovaciones:

1.     Dar paso a conocimiento externo

Los desafíos de innovación abiertos están disfrutando de un renacimiento en el sector humanitario y del desarrollo porque permiten sacar a la luz nuevas ideas y explotar nuevo talento.

En 2013 pusimos a prueba este método por primera vez con el propósito de encontrar soluciones energéticas fiscalmente sostenibles y renovables para las comunidades bosnias que viven sin conexión a la red eléctrica. Desde entonces, promovemos este tipo de iniciativas innovadoras en todas nuestras oficinas y animamos a nuestros aliados gubernamentales para que hagan lo mismo.

2. Centrarse en los cambios, no en las soluciones

Demasiadas iniciativas promueven la innovación por sí misma y no evalúan sus efectos. Pero si no tenemos pruebas de su impacto, el apoyo a la innovación descenderá radicalmente. Es por eso que cada vez hay más colectivos innovadores que sí estudian la aplicación de medidas de evaluación. Un ejemplo a seguir es la iniciativa de USAID para examinar el impacto de los programas diseñados de manera no lineal.

3. Olvidarse de la creatividad

Si reconsideramos la innovación y pasamos de considerarla un proceso de generación de ideas a un sistema de formulación y testeo de hipótesis, podemos diseñar mejores pruebas para las innovaciones. En Papúa Nueva Guinea nos planteamos si la implementación de una herramienta de bajo coste podría ayudar al Gobierno a responder ante los problemas de corrupción y mala gestión, lacras que absorben el 40% del presupuesto anual del país. En 2014 ayudamos a diseñar un sencillo sistema de SMS que facilitó la investigación de más de 250 casos de presunta corrupción en un periodo de cuatro meses. En 2015 este servicio se extendió a seis nuevos departamentos y 25.000 funcionarios de todo el país.

4. Menos programas piloto y mayor escala

Ampliar la escala significa llegar a más gente, mientras que extenderla significa transferir un modelo de éxito a otro contexto. Ambos procesos exigen adaptar la capacidad y pensar en la escala desde el diseño inicial. En los dos últimos años, nuestro Fondo para la Innovación ha concedido capital inicial a más de 100 iniciativas competitivas, y todas ellas han tenido que elaborar un mapa de escalas. Una exploración inicial de la cartera de 2015 muestra que más del 60% de nuestras iniciativas han sido asumidas por los gobiernos o por otros aliados del sector privado.

5. Implicarse en la política

Las barreras para adaptar la escala de las innovaciones muchas veces son de carácter político. Por ello, la gestión de los aspectos políticos en la innovación y la reforma del sector público debe realizarse de manera abierta y transparente. Para que la innovación sirva a los más marginados debe basarse en un análisis de la economía política.

Nosotros creemos que la mejor manera de encontrar soluciones nuevas a los viejos problemas es mediante experimentos prácticos. Como dijo Karl Popper: “Las buenas pruebas destruyen las teorías erróneas; seguimos vivos para volver a conjeturar”.

Estamos muy vivos. Vivos y decididos a abordar los duros desafíos del desarrollo y a seguir aprendiendo en el camino. Esperamos verles en ese viaje.

blog series Benjamin Kumpf Innovación Objetivos de Desarrollo Sostenible Blog post Desarrollo sostenible

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe