Blog


Seis razones por las que debería interesarte otra cumbre internacional

por

women at marketMujeres libanesas venden ropa en un mercado apoyado por el PNUD, en el poblado de Marj en el valle Bekaa. Foto: Dalia Khamissy/PNMUD

En esta serie de blogs relativa a la Cumbre Humanitaria Mundial, los especialistas y expertos del PNUD comparten sus experiencias y opiniones sobre cómo abordar los conflictos y desastres. 

El 23 de mayo, los líderes del mundo se reunirán para celebrar la primera Cumbre Humanitaria Mundial en Estambul. Como sé de sobra que esta frase no alentará al público a seguir leyendo este blog, a continuación presento seis razones por las que la cumbre merece la atención del lector.

1.       La magnitud de la crisis humanitaria no es una exageración

La respuesta a necesidades humanitarias no había alcanzado índices tan altos desde la Segunda Guerra Mundial. Más de 60 millones de personas han huido de sus hogares (la mayoría son mujeres y niños) y el promedio de desplazamiento de refugiados suma 17 años hasta ahora.

Los conflictos son más complejos que antes y, según algunas estadísticas, el costo del conflicto y de la violencia ahora rebasa el 13% de la economía mundial. Además, el cambio climático exacerba la volatilidad de la situación.

Para hacer frente a estos problemas, las solicitudes de financiamiento para la asistencia humanitaria  se multiplicaron por 12 en solo 14 años, lo que equivale a $24,5 mil millones de dólares. Con todo esto, el último año apenas se pudieron cubrir la mitad de las necesidades humanitarias en el mundo.

2.       Es posible remediar la crisis

Sabemos lo que se debe hacer para afrontar el problema y es factible.

En primer lugar, requerimos soluciones políticas de parte de los Estados Miembros. Es preciso que los gobiernos asuman compromisos firmes en miras de poner fin a los conflictos.

Asimismo, debemos poner fin a las necesidades humanitarias en lugar de pedir más ayuda para abordarlas. Tenemos que prevenir los conflictos y desastres, no solo dirigir la acción en casos de desastre. Lo anterior indica que, más que competir por fondos o trabajar de manera autónoma, los actores encargados de cuestiones humanitarias, de desarrollo y de consolidación de la paz deben encontrar nuevas maneras para colaborar estrechamente. Además, los donantes deben destinar más fondos para pronosticar, preparar y prevenir las crisis; el financiamiento a su vez debe ser flexible y plurianual.

3.       Más que nunca, debemos tratar a los refugiados y a las personas desplazadas con humanidad

A raíz de los devastadores ataques en Bruselas, algunas personas afirman que tratar a los refugiados con dignidad conlleva al terrorismo, argumento que es incorrecto.

El Secretario General dijo que el objetivo de la Cumbre es conferir prioridad a la humanidad a la hora de tomar decisiones mundiales. Asimismo, señaló el peligro que vivimos tras 150 años de debilitamiento del derecho internacional humanitario e hizo un llamamiento para “fomentar la firme labor en pro de la protección de los ciudadanos”.

4.       El dinero que se gasta es tuyo

Quizá no vives en un país que está recibiendo millones de refugiados, pero es casi seguro que tu gobierno esté financiando organizaciones de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales o gobiernos locales para hacer frente a esta crisis, o que esté ejecutando programas de desarrollo. De manera que si pagas impuestos, debería interesarte cómo se gasta ese dinero.

5.       No es el único desafío mundial

Los recursos financieros mundiales son limitados y debemos elegir cómo gastar nuestro dinero, al igual que lo hacemos con nuestro presupuesto del hogar. Si solo esperamos a que surjan las crisis para actuar después del conflicto, las necesidades humanitarias no cesarán de crecer exponencialmente y nunca podremos cubrir los costos.

En cambio, si encontramos una mejor manera de abordar estas situaciones humanitarias, podremos invertir más en otros desafíos mundiales, como el cambio climático.

6.       La Cumbre está relacionada a la Agenda 2030 que, literalmente, es el plan para el futuro de nuestro planeta

Quizá hayas escuchado hablar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que hacen un llamado a los países a poner fin a la pobreza en todas sus formas, luchar contra las desigualdades y hacer frente al cambio climático.

Si los desastres y el conflicto siguen socavando el progreso logrado relativo al desarrollo, haciéndonos retroceder en el camino hasta hoy recorrido, jamás podremos alcanzar los objetivos fijados, pues no hay un “plan B” ni para humanidad ni para el planeta.

Quizá hayas escuchado hablar sobre nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible, que hacen un llamado a los países a poner fin a la pobreza en todas sus formas, luchar contra las desigualdades y hacer frente al cambio climático, garantizando, al mismo tiempo, que nadie se quede atrás.

Si los desastres y el conflicto siguen socavando el progreso logrado relativo al desarrollo, haciéndonos retroceder en el camino hasta hoy recorrido, jamás podremos alcanzar los objetivos fijados, pues no hay un “plan B” ni para humanidad ni para el planeta. 

La versión original de este blog fue publicada en World Post.

Izumi Nakamitsu Blog post blog series Respuesta a las crisis Eficacia de la ayuda Cooperación efectiva para el desarrollo Agenda 2030 Desarrollo sostenible Prevención de conflictos Gobernabilidad y consolidación de la paz Objetivos de Desarrollo Sostenible Ayuda

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe