Blog


Poniendo los ODS en marcha: 4 lecciones de 15 años de acción

por

 Alcanzar los ODS exige entenderlos como vitales para el progreso local: impulsando soluciones a los problemas cotidianos, a la vez que a aspiraciones globales - Foto: Mónica Suárez / PNUD Perú

Los Objetivos Mundiales pueden ser poderos catalizadores de progreso. Hacen que las aspiraciones compartidas de las personas se vuelvan tangibles y medibles, dirigiendo nuestra atención hacia el futuro y enfocando nuestras mentes en lo que nos une.

Esta es una de las principales lecciones aprendidas luego de 15 años de acción por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODMs), los primeros Objetivos Mundiales.

Desde su introducción en el 2000, los Objetivos fueron exitosos de muchas maneras, capturando la imaginación popular e impulsando acción que mejoró la vida de millones. Por ejemplo, el índice de muertes de menores de 5 años (en su mayoría debido a enfermedades prevenibles), cayó precipitadamente. El aumento anual de la tasa de supervivencia entre 2000 y 2015 casi duplicó aquella de la década anterior1. Aunque esto está lejos de ser suficiente, la ONU se refirió a la reducción como “uno de los mayores logros en la historia de la humanidad”.

El septiembre pasado, representantes de 190 países continuar el camino trazado por los ODM, comprometiendo a sus países a 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs). Los ODS van más allá de sus predecesores en escala y alcance, reconociendo que todos los países tienen problemas y contribuciones que enfrentar. Buscan erradicar el flagelo de la pobreza, el hambre y las enfermedades prevenibles, mejorando las expectativas de vida de todas las personas, en todo el mundo. Además, apuntan a enfrentar la desigualdad, el cambio climático, la violencia y la degradación ambiental; demandando -a la vez- mayor crecimiento y trabajos, un justo estado de derecho y mejor gobernabilidad.

Cerca del final de su primer año de implementación, gobiernos -desde Colombia hasta Alemania- ya están integrado los Objetivos a sus planes, presupuestos y políticas.

Agentes de cambio, líderes y lideresas, de todos los sectores y edades, están poniendo activamente los ODS en marcha. Su éxito exige que los ODS sean entendidos como vitales para el progreso local, generando respuestas a los desafíos diarios, así como a aspiraciones globales. Su implementación demanda repensar grandes interrogantes: ¿Cómo alcanzar los ODS beneficia a mi país o comunidad? ¿Qué queremos lograr para el 2030? ¿Qué es realmente alcanzable? ¿Qué primeros pasos permitirán maximizar los impactos? ¿Qué pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia?

En su nuevo reporte, “De los ODM al Desarrollo Sostenible para todas las personas”, el PNUD intenta responder algunas de estas preguntas, recogiendo lecciones aprendidas de los resultados de la acción ODM de más de 50 gobiernos; y también de su propia experiencia, apoyando su implementación en más de 140 países. Este sugiere que los Objetivos Mundiales pueden impulsar el desarrollo local de cuatro maneras:

1.       Persuadiendo a los tomadores de decisión de impulsar políticas progresistas – La legitimidad y visibilidad universal de los Objetivos los vuelve un instrumento de cambio y consenso nacional, ayudando a líderes y lideresas a sobreponerse a la división política e impulsar políticas progresistas. En Brasil y México, por ejemplo, los ODM se utilizaron para generar acuerdos y respaldo político para erradicar el hambre.

2.       Haciendo visibles los desafíos de las personas en condición de pobreza o marginación – En los primeros días de los ODM, el PNUD trabajó junto a diversas autoridades locales que, excepcional y valientemente, decidieron aplicar los Objetivos Mundiales en sus poblados, distritos o comunidades. El monitoreo sub-nacional de los ODM permitió exponer las desigualdades adentro de los países y ganar soporte para las comunidades excluidas. Y la data se volvió acción: en Latinoamérica, por ejemplo, se tradujo en un renovado y fortalecido soporte para acabar con la marginalización de los pueblos indígenas.

3.       Permitiendo que diversos actores exijan rendición de cuentas a sus autoridades – Miembros del parlamento, grupos comunitarios y organizaciones internacionales usaron los ODM para exponer injusticias, amplificar las voces de las personas en condición de vulnerabilidad y demandar acción en aquellos Objetivos relegados. Como una referencia común, los ODM hicieron difícil refutar la urgencia de ajustar las reglas de endeudamiento internacional, por ejemplo, para luchar contra el VIH.

4.       Motivando a los actores a coordinar y trabajar en conjunto – Gobiernos y sociedad civil emplearon los Objetivos para convencer a actores locales, nacionales e internacionales de trabajar juntos. En Kenia, por ejemplo, autoridades y sociedad civil trabajaron junto a aliados extranjeros para abogar por la eliminación de las matrículas escolares. Un cambio de política que aceleró en gran medida la matrícula en el colegio a través de África Sub-Sahariana.

Todo esto fue posible, en gran medida, gracias a los héroes invisibles que innovaron y aprendieron a usar los Objetivos efectivamente. Ellos y ellas demostraron la importancia de traer los ODM al discurso popular y hacerlos relevantes dentro de un contexto local. Menos como un marco rígido, y más como una oportunidad para generar consensos y empoderar a las personas para participar.

Las respuestas inadecuadas a los desafíos globales han alimentado el derrotismo, erosionado la confianza en las instituciones públicas y reducido las expectativas. Nuestra nueva generación de campeones y campeonas ODS deben llevar adelante un mensaje esperanzador: Los Objetivos Globales son un tónico para la ambivalencia y el cinismo. Cuando las personas esperan un futuro mejor, los aliados del miedo tienen poco espacio para operar. Cuando las personas entienden su propio destino como entrelazado con el futuro de otros, la intolerancia y el fanatismo tienen poco efecto.

Todas las personas nos beneficiamos cuando los países invierten en su gente, defienden derechos y cooperan para resolver problemas. Los Objetivos Globales pueden impulsar el progreso local, que mejore la situación para todos y todas. Pero depende de nosotros que alcancen todo su potencial, trayendo un mundo más próspero, equitativo y sostenible.

-------

Toda la data utilizada el Informe 2015 sobre Cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Agenda 2030 Eficacia de la ayuda Desarrollo sostenible Objetivos de Desarrollo Sostenible Objetivos de Desarrollo del Milenio Cooperación efectiva para el desarrollo Desarrollo rural

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe