Blog


Comida con corazón para un desarrollo sostenible

por

Roca brothers visit marketLos hermanos en el mercado de alimentos en Nueva York examinando productos locales. Foto: Freya Morales / PNUD

La comida ha sido siempre un elemento central en nuestras vidas. La comida del restaurante de nuestros padres en el que crecimos, la comida como elemento de creatividad, de emoción, de diálogo y de encuentro en nuestro trabajo. Comida con emoción, cabeza y corazón.

En estos años nos hemos dado cuenta de que la forma en que las personas vivimos la comida, cómo cocinamos los alimentos y cómo conservamos las tradiciones culinarias tiene consecuencias directas en áreas fundamentales de la vida. Lo que comemos afecta a nuestra salud, afecta a nuestra economía, afecta a nuestro planeta.

Cuando descubrimos que Naciones Unidas iniciaba una nueva era en la cooperación al desarrollo con los nuevos Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS), vimos claramente la gran oportunidad de esta ambiciosa propuesta. Entender la comida desde las tres perspectivas del desarrollo sostenible -social, económico y ambiental- nos ayuda a entender muchos de los desafíos que hemos encontrado en nuestro viaje culinario por el mundo.

Pocos días después de que se inician los ODS, nos embarcamos en un nuevo viaje junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Trabajando con las diferentes agencias de la ONU, gobiernos nacionales, sociedad civil y empresas del sector privado, esperamos que lo que hemos aprendido en nuestro viaje culinario pueda contribuir a la labor que viene realizando el Fondo ODS en materia de acceso a la alimentación, nutrición y creación de oportunidades de empleo ya en 21 países.

Nos preocupa mucho la pérdida de biodiversidad alimentaria en el mundo, el abandono de cultivos autóctonos y el olvido de tradiciones culinarias, porque esto genera pobreza y exclusión. Nos preocupa que cada vez más comunidades no puedan decidir qué alimentos cultivar y cómo prepararlos, y dependan de precios que oscilan excesivamente. Nos aterra la idea de que en algunos países, particularmente en África, más del 50% de la producción de alimentos se desperdicia. Y creemos inmoral a la vez que 800 millones de personas pasen hambre.

La industria alimentaria, desde la producción a la distribución, consumo y conservación, no debe ser una amenaza a la sostenibilidad, sino una fuente de desarrollo sostenible. La agricultura representa la principal fuente de empleo en gran parte del mundo. Existen técnicas tradicionales de conservación de comida (accesibles, económicas y simples) que pueden reducir sustancialmente el desperdicio de alimentos. Sabemos que cada vez más jóvenes se sienten atraídos por la comida cuando conocen los alimentos de su entorno y aprenden a cocinarlos.

Por eso, en los próximos años queremos aportar nuestro grano de arena junto a Naciones Unidas y sus socios a través de programas de capacitación culinaria, participando en iniciativas de promoción de la concienciación ambiental y, sobre todo, aprendiendo, escuchando y compartiendo prácticas sostenibles en todo el mundo.

Queremos conocer a los jóvenes de Vanuatu y Fiji que están encontrando en la agricultura orgánica una fuente de empleo y de seguridad alimentaria, en estos estados insulares del Pacífico donde la mayor parte de la comida es importada, y excesivamente cara. Queremos compartir experiencias con los productores agrícolas de Etiopía y Nigeria para mejorar la conservación alimentaria y promover sus tradiciones culinarias. Queremos descubrir cómo los granos andinos en el Cauca, una de las zonas más afectadas por el conflicto armado en Colombia, se convierten en motores del crecimiento económico y la paz. Queremos trabajar con el sistema educativo en Sri Lanka que está poniendo en marcha un programa para mejorar la educación en materia de alimentación en todo el país, para que todos los jóvenes sepan cómo cocinar productos sanos.

No podemos dejar a nadie sin acceso a la comida. A comida sana, nutritiva y que contribuya a crear prosperidad. Tenemos que conseguir una cadena alimentaria ambientalmente sostenible, socialmente justa y económicamente inclusiva que garantice acceso a alimentación para todas las personas. 

Joan, Josep and Jordi Roca Blog post Agenda 2030 Desarrollo sostenible Roca brothers Goodwill Ambassadors Seguridad alimentaria

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe