Blog


Los ODS no son los ODM 2.0.

por

people in train stationFerrocarriles de la India es el mayor consumidor de electricidad en el país, con 17,5 mil millones de unidades al año. Como los pasajeros y pistas continúan en aumento, la exploración de fuentes de energía limpia es fundamental. Foto: Dhiraj Singh/PNUD India

Como nueva asesora principal del PNUD para la Agenda 2030, es poco sorprendente que me haya interesado en este tema. Pero, personalmente, los ODS (¡todos los 17!) me parecen mucho más contundentes que sus antecesores, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). ¿Por qué?

En una época en que la paz y los desafíos del desarrollo parecen irresolubles, el hecho que la agenda 2030 haya sido adoptada unánimemente por los 193 gobiernos es histórico.

Los ODS no son los ODM 2.0. Se tratan de amplios aspectos económicos, sociales y ambientales del desarrollo. Son normativas francas y sin concesiones («erradicar la pobreza y el hambre en todos lados», «proteger los derechos humanos»). Abordan los problemas actuales de las sociedades pacíficas, el desarrollo urbano, el consumo sostenible y la energía, y los bosques y océanos protegidos.

La Agenda aborda frontalmente las persistentes y crecientes desigualdades entre los países y dentro de ellos.  Por primera vez, no se trata solo de una propuesta para el “mundo en desarrollo”, sino para todos los países. En resumen, describen el mundo que yo quiero para mí y mis hijos. Quizás no sorprenda, porque fueron diseñados no solo por tecnócratas, sino con aportes de millones de personas comunes en todo el mundo sobre sus problemas más acuciantes.

¿Es esto un romanticismo sin remedio? Los registros del progreso de los ODM indican lo contrario. Demuestran inequívocamente el valor de un conjunto unificador de objetivos para hacer que el mundo sea sustancialmente mejor ahora. Mil millones de personas han salido de la extrema pobreza. Las tasas de niñas que asisten a la escuela primaria son iguales que las de los niños. El número de niños y niñas que mueren antes de su quinto cumpleaños se ha reducido a la mitad. Aunque podemos argumentar que estadísticas tan asombrosas se deben en gran medida al rápido crecimiento de algunas economías en Asia, es innegable que los ODM tuvieron enorme éxito en centrar su atención y recursos financieros en los problemas más urgentes.

La Agenda reconoce que esta nueva y ambiciosa visión requiere de nuevos y ambiciosos modos de trabajar. Las organizaciones de desarrollo tradicionales deben aprender a trabajar mejor con las compañías privadas, organizaciones comunitarias, y voluntarios, uniendo intereses sumamente diferentes para lograr una agenda común. Y, sí, esto requiere de una Organización de las Naciones Unidas más ágil y coordinada que nunca. 

Con un mandato para abordar la pobreza y la desigualdad y un extenso historial de apoyar a los países con sus agendas nacionales de desarrollo, el PNUD se encuentra en una posición única para apoyar un enfoque integral. Por lo tanto, trabajamos con otros socios de la ONU en el desarrollo para asistir a los países en áreas específicas: convirtiendo los Objetivos Mundiales en una agenda relevante y bien entendida a nivel de países; identificando prioridades y vínculos para acelerar el progreso; y facilitando a los gobiernos el acceso a la idoneidad de la ONU en todas las etapas de la implementación. Un enfoque crucial también será ayudar con los datos y sistemas necesarios para monitorear el progreso hacia los objetivos. 

“Estamos decididos a liberar a la raza humana de la tiranía de la pobreza... Y prometemos que nadie se quedará atrás” (Preámbulo, Agenda 2030). 

Sé que nuestro trabajo no será nada fácil. Pero no podríamos haber pedido una agenda más inspiradora para apoyar.

 

 

 

 

 

 

Rosemary Kalapurakal Blog post Desarrollo de capacidades Eficacia de la ayuda Cooperación efectiva para el desarrollo Objetivos de Desarrollo del Milenio Agenda 2030 Desarrollo sostenible Asia y el Pacífico India Objetivos de Desarrollo Sostenible

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe