Blog


De negligencia a respeto: cambiando el acercamiento a la salud mental en Georgia

por

hospitalHospital psiquiátrico en Tbilisi. Foto: Melissa Stonehill/PNUD

Una visita a un establecimiento psiquiátrico puede dejar una impresión para siempre

Tuve la oportunidad de visitar un hospital psiquiátrico en Tbilisi para conocer a los doctores y a los expertos encargados de llevar a cabo la reforma nacional de la salud mental en Georgia. Este trabajo conjunto está en gran parte respaldado por el PNUD, el Gobierno de Suecia y las organizaciones de la sociedad civil.

Lo primero que noté fue el tamaño del hospital. El enorme edificio de cemento parecía un remanente de la era soviética. Incluso después de entrar, parecía más un centro administrativo que un hospital que alberga a más de 150 pacientes.

La Dra. Eka Chkonia, sin embargo, es una joven energética con ganas de cambiar las cosas. Me dijo que las reformas que se están haciendo buscan corregir numerosos problemas heredados del sistema de salud soviético, cuando las personas con problemas psiquiátricos eran apartadas de la sociedad. “Ya en la década de 1990 teníamos hospitales psiquiátricos pasados de moda, centrados sólo en los pacientes crónicos, que no tenían en cuenta los casos de estrés agudo. Ahora esto está cambiando. Estamos trabajando también para integrar los servicios de salud mental en los hospitales generales de todo el país”, explicó.

Estos cambios forman parte de un Plan Nacional de Acción de cinco años creado por más de 70 profesionales y expertos de la salud mental con el apoyo del PNUD. Además da un paso en el sentido de la desinstitucionalización de los grandes hospitales psiquiátricos y de la diversificación de los servicios que se ofrecen a los pacientes. A pesar de estos cambios, Georgia todavía tiene un largo camino que recorrer. El proceso requerirá nuevos modos de pensar y de coordinación.

Cuando me situé frente a la puerta de hierro que conduce al ala de las pacientes crónicas me sentí nervioso, ya que los únicos hospitales psiquiátricos que he visto ha sido en las películas. Cuando se abrió la puerta vi un enorme corredor y a las pacientes mirando desde sus cuartos para ver qué pasaba. Parecían contentas con las visitas, la mayoría habían vivido allí durante muchos años y no tenían un contacto regular con el mundo exterior.

El aislamiento y la estigmatización social son los dos principales desafíos para las personas con problemas mentales en Georgia, pudiendo a veces impedirles buscar ayuda profesional o reintegrarse a la sociedad después de un tratamiento. Una solución para esto es ampliar los servicios comunitarios para los usuarios de los cuidados de salud mental, dándoles más oportunidades de acceder a los servicios y evitar estadías largas en un hospital. Se pueden incluir los centros de intervención en caso de crisis, los dispensarios, los servicios sociales y un equipo móvil de médicos y psicólogos que visiten a los pacientes en sus casas.

En 2014, el 70 % de la financiación para la salud mental en Georgia estaba destinado a los cuidados en hospital, el 28 % a los servicios ambulantes y sólo el 4,5 % de la financiación estatal iba a servicios comunitarios modernos como clínicas de intervención en casos de crisis y clínicas móviles.

El nuevo Plan de Acción prevé que para 2020 existirá un sistema más equilibrado, con el 50 % de la financiación dedicada a los cuidados en hospital y el 50 % a los cuidados comunitarios. Las reformas no solo están centradas en ampliar los servicios sino también en ocuparse de asuntos sociales más generales tales como el respeto, la dignidad humana, la tolerancia y la inclusión social.

Después de mi visita sentí esperanza en el éxito de las reformas que tienen el potencial de hacer los tratamientos más humanos y eficaces, al tiempo en que se cambia nuestra respuesta a los asuntos de salud mental pasando del descuido y la ignorancia a la tolerancia y el respeto.

Lisa Lenz Informe sobre Desarrollo Humano Europa y la Comunidad de Estados Independientes Georgia VIH y salud Agenda 2030

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe