Blog


La paradoja de la financiación para los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe

por

UNDP-JM-Sandy-recovery-2013Los pequeños estados insulares en desarrollo del Caribe continúan haciendo frente a retos para el desarrollo social en diversas áreas, como el paso del huracán Sandy en Jamaica en 2013. Foto: PNUD

Los pequeños estados insulares en desarrollo del Caribe son, en su mayor parte, países de ingresos medianos con un nivel relativamente alto en el Índice de Desarrollo Humano. A pesar de esto, continúan haciendo frente a retos para el desarrollo social en materia de seguridad ciudadana, salud pública, aumento de la disparidad de ingresos, retención de ciudadanos altamente capacitados, cambio climático y desastres naturales. Con el fin de hacer frente a estos desafíos y promover una agenda coherente y eficaz para el desarrollo post-2015 serán necesarios niveles adecuados de financiación. Sin embargo, la posibilidad de acceder a este en condiciones favorables es, en realidad, muy limitada para estos estados caribeños.

Un estudio reciente encargado por el PNUD sobre financiación de los desafíos para el desarrollo en los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe, pone de relieve varias paradojas en la experiencia de estos estados en lo que se refiere a financiación para el desarrollo. Por ejemplo, a pesar de los progresos alcanzados por estos países en lo relativo a tasas razonables de ahorro interno, hay una escasez de recursos para la inversión. Este estudio fue encargado por el PNUD a través de la Oficina en el país de Trinidad y Tobago y preparado por el Profesor Compton Bourne (expresidente del Banco de Desarrollo del Caribe).

La inversión extranjera directa es una fuente importante de financiación para el desarrollo, pero se ha ido reduciendo en muchos países del Caribe desde 2009. Por otro lado, los pequeños Estados del Caribe han obtenido poco éxito para acceder a la asistencia oficial para el desarrollo, especialmente desde el comienzo de la crisis económica mundial, y los flujos procedentes de los donantes bilaterales tradicionales han disminuido o fluctuado considerablemente. Muchos de los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe enfrentan coeficientes de servicio de la deuda insosteniblemente altos, y esto limita gravemente su capacidad fiscal.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de convertirse en estados de ingresos medianos? ¿Cómo pueden los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe solventar los costos de proyectos de desarrollo a mediano y largo plazo sin un entorno propicio reforzado por financiación en condiciones favorables para la inversión productiva?

En ruta hacia la tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, en Addis Abeba (que tendrá lugar del 13 al 16 de julio de 2015), el estudio describe la experiencia de los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe, y hace hincapié en la necesidad de nuevos enfoques y medidas que mejoren la financiación para el desarrollo de los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe.

Dichos enfoques y medidas son, entre otras, el abandono del ingreso nacional per cápita como criterio de elegibilidad para financiación en condiciones favorables y no favorables, y la inclusión de la vulnerabilidad económica como criterio; la introducción de categorías de elegibilidad basadas en medidas de vulnerabilidad que reflejen una transición gradual en el acceso a la financiación para el desarrollo en lugar de un final abrupto (que irónicamente se conoce como "graduación"); la creación de fondos especiales para abordar las lagunas estructurales, las necesidades en materia de inversión en medio ambiente y adaptación al cambio climático; el fortalecimiento de capacidades nacionales para la producción de datos estadísticos; el alivio de la deuda de los Estados muy endeudados y, en caso de que se produzcan grandes pérdidas como resultado de desastres naturales, el acceso a fondos para la diáspora, facilidades para el retorno a los mercados internacionales de capital y para un mayor ahorro financiero interno de los países que contribuya a ampliar sus opciones de financiamiento para el desarrollo.

Eficacia de la ayuda Desarrollo sostenible Financiamiento para el desarrollo Pequeños Estados insulares en desarrollo Trinidad y Tabago América Latina y el Caribe

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe