Blog


Corremos contra el reloj, las lluvias torrenciales y los nuevos sismos

por

Niño camina sobre construcciones destruidasLa destrucción en las zonas rurales afectadas por el terremoto es prácticamente total. Los servicios básicos se han visto afectados, y las familias con bebés tienen dificultades para responder a las necesidades de salud y vivienda. Foto: Ugo Blanco/PNUD

La verdad es que no sé qué hora era.

A semanas del terremoto en Nepal, estaba con el equipo de ingenieros trabajando con familias del distrito de Sindhupalchock, un área rural en el centro de Nepal en la que prácticamente no queda ni una casita en pie. El destino quiso que nos retrasásemos unos minutos. El nuevo terremoto nos pilló en el camino y, afortunadamente, esta vez no hubo víctimas.

En un momento, y sin saber por qué, las piernas me empezaron a temblar y caí al suelo ante la sacudida. En seguida escuché gritos.

Muchas de las familias que estamos apoyando para que lideren el proceso de reconstrucción de su comunidad, entraron en pánico. Eran hombres, mujeres y niños que, lógicamente, tienen muy presente lo que recién les pasó hace un par de semanas. La gente gritaba. Algunos se desmayaron. Varias de las viviendas que precisamente estábamos evaluando, terminaron de colapsar.

Acá en Nepal corremos contra el reloj y contra muchos otros desafíos que hacen que las labores de reconstrucción sean un reto muy complejo. Las más de 300.000 casas dañadas son un riesgo enorme ya que es tan solo cuestión de tiempo terminen por derrumbarse. Además, pronto viene el invierno y la temporada de monzón con sus lluvias torrenciales. La necesidad de apoyar a estas comunidades para que tengan hogares más seguros y calientes en las próximas semanas es absolutamente urgente. La gente, que antes de los terremotos no tenía mucho, ahora lo ha perdido todo. Estamos trabajando en comunidades donde la destrucción es prácticamente total y el 98% de las casas se han derrumbado. Las familias no pueden entrar ni recuperar sus documentos, ni sus títulos de propiedad o sus herramientas de trabajo. Es un reto increíble.

Al trabajar todos los días con estas personas, es imposible no recordar nuestro trabajo en Haití, donde lideré, también con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la iniciativa de gestión de escombros y los esfuerzos con las comunidades para su recuperación tras el terremoto que azotó a la capital, Puerto Príncipe.

Con casi 500,000 viviendas destrozadas por el seísmo, los escombros pueblan la mayoría del territorio sin que hay espacio para construir nuevos albergues o viviendas. Niños y niñas juega ahora entre los escombros. Foto: Ugo Blanco/PNUD

El caso de Nepal es parecido y muy diferente a la vez. Los dos países han sufrido el impacto de los terremotos más devastadores del siglo XXI. En términos de escombros, el número de casas dañadas en Nepal es, por lo menos, tres veces mayor que en Haití. Mientras en Nepal los terremotos recientes han golpeado muy duro a áreas montañosas y rurales, el sismo de Haití destruyó la capital casi por completo, matando a más de 250.000 personas, entre ellas un 30% de los funcionarios públicos, lo que afectó enormemente a la capacidad del gobierno de responder a una crisis de tal magnitud. El terremoto en Puerto Príncipe también golpeó muy duramente a las Naciones Unidas. El edificio de la Misión de la ONU en el país colapsó; perdimos a más de 100 colegas —un número histórico de funcionarios fallecidos en un solo desastre.

Mucha gente desde distintas partes del mundo me pregunta cómo pueden apoyar a Nepal en este momento tan difícil. Hay varias maneras. Pienso que cada uno debe apoyar a las organizaciones con las que tengan más afinidad. Hay muchas entidades que están haciendo un gran trabajo. El PNUD, por ejemplo, está recaudando fondos por medio de su página web. La ayuda que obtengamos irá destinada para la demolición segura y restauración de las casas dañadas por el terremoto en zonas rurales aisladas, y contribuir a que las familias afectadas puedan tener un medio de vida para que, ellas mismas, puedan ser protagonistas de su propia reconstrucción. Sin duda, una pequeña contribución puede cambiar la vida de mucha gente aquí.

Conjuntamente con las autoridades nacionales y locales y, principalmente, con las comunidades afectadas, desde las Naciones Unidas seguimos nuestro trabajo para apoyar a un pueblo que intenta reponerse a pesar de todos los retos que enfrenta.

Corremos contra el reloj, contra las lluvias torrenciales, los nuevos derrumbes, contra el invierno que se acerca y contra el riesgo de nuevos terremotos. Corremos para que el pueblo de Nepal pueda pronto soñar con un futuro mejor.

*Leer versión completa en El País.

Gestión del riesgo de desastres Cambio climático y reducción del riesgo de desastres Recuperación resiliente Asia y el Pacífico Nepal Desarrollo sostenible Respuesta a las crisis

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe