Blog


Financiamiento para el desarrollo en países ricos

por

Foto: PNUD en Zimbabwe

En esta serie de blogs, nuestros expertos comparten su ideas y lecciones aprendidas en temas claves de financiamiento para el desarrollo, camino a la Conferencia de Financiamiento para el Desarrollo que se llevará a cabo en julio en Addis Abeba, Etiopía.

Durante los últimos 10 años, los precios de hidrocarburos, metales y minerales se han mantenido en alza. Los precios del petróleo han aumentado de 50 dólares por barril en 2004 a $99 en 2007 y $115 en 2013. En el mismo período, el índice de precios de los productos básicos o commodities no energéticos aumentó un 112%. Esta alza de  precios ha sido en gran medida resultado de una creciente demanda mundial de recursos naturales.

Los altos precios de los productos básicos permitían a los países ricos en recursos invertir en servicios sociales. Por ejemplo, entre 2002 y 2012, el gasto público promedio per cápita en salud de los 25 países con los más altos rendimientos en exportaciones de petróleo, gas y minerales aumentó un 65%, de $112 a $219. Asimismo, de 2000 a 2010, el gasto público promedio en educación aumentó un 11,86% en comparación con la década anterior.

Sin embargo, la reciente caída de los precios de los productos básicos pone en peligro la disponibilidad de fondos para el desarrollo. A lo largo del año que culminó en enero de 2015, el índice de precios de productos básicos de The Economist cayó un 9,9% en términos de dólares, y los precios de los metales cayeron un 10,1%. El precio del barril de petróleo disminuyó un 51,2%.

La baja en los precios de los productos básicos se atribuye a muchos factores, entre los que destacan el crecimiento lento de la economía mundial, el boom del gas de esquisto en los EE.UU., expectativas de aumentos en las tasas de interés en las principales economías y la decisión de la OPEP de rechazar un aumento colectivo del precio del petróleo. 

Entonces, ¿qué deberían hacer los países ricos? ¿Deberían aceptar más ayuda? Es improbable conseguirla dadas las difíciles circunstancias fiscales que enfrentan muchos de los donantes.  

Una alternativa sería hacer préstamos. Muchos países están alcanzando rápidamente el límite de sostenibilidad de la deuda. Dos ejemplos son Ghana y Gambia, cuyas economías ricas en recursos registraron una relación deuda neta/PIB del 53% y 82% respectivamente, en 2013. En 2000, estas cifras eran del 98% y 125%, respectivamente. Se logró reducir la deuda sustancialmente y no es prudente acumularla. 

La opción más prometedora sería captar una gran parte de las utilidades obtenidas de la explotación de los recursos naturales de un país, lo que requiere de la capacidad de negociar buenos contratos y velar por su cumplimiento. Un buen contrato contiene concesiones y regalías justas, así como acuerdos fiscales.  Su cumplimiento es necesario para evitar lagunas fiscales[CG1]  que dan lugar al flujo ilícito de fondos.    

Por ejemplo, las exoneraciones de impuestos mineros en Sierra Leona le costaron al gobierno US$ 598 millones, equivalentes al 58% del total de ingresos públicos recaudados o 140% de los fondos recibidos por concepto de ayuda internacional. Asimismo, una mayor protección contra la evasión fiscal en Zambia podría haber elevado los ingresos del cobre a una cifra de hasta el 3,7% del PIB.

Los gobiernos también temen "ahuyentar" al sector privado, lo que ha provocado una "carrera hacia el abismo".  Los países ricos en recursos en dicha situación entran en una competencia perniciosa por ofrecer los mejores términos y condiciones, lo que origina políticas fiscales descoordinadas.

Es un ciclo bien conocido que los precios de los productos básicos pronto recuperarán. Por lo tanto, cuando la comunidad para el desarrollo se reúna en Addis Abeba en julio, será importante considerar tres acciones:

1) apoyar el desarrollo de negociación de contratos y capacidad de cumplimiento;
2) llegar a un acuerdo internacional para frenar la evasión y la elusión de impuestos; y
3) ayudar a los países a crear regímenes fiscales colectivos.  

En la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo de las Naciones Unidas, que tendrá lugar en julio en Addis Abeba, se formulará un plan para prestar ayuda financiera con el fin de apoyar nuestra ambiciosa visión para el desarrollo. Hasta el evento, nuestros expertos compartirán sus ideas y conocimientos adquiridos en financiamiento clave para asuntos del desarrollo.

Zambia Ghana Sierra Leona Gambia Financiamiento para el desarrollo Medio ambiente Desarrollo sostenible Agenda 2030

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe