Blog


Urbanizaciones cerradas: ¿escenario del futuro?

por

Maputo, MozambiqueEs difícil construir una sociedad inclusiva cuando las personas menos privilegiadas son testigos a diario de la abundancia y riqueza de otros tan de cerca. Foto: PNUD

En 1981, el film “Rescate en Nueva York” nos mostraba un Manhattan futurista donde la isla era una prisión de máxima seguridad. Dentro de sus muros reinaba el caos y la lucha diaria por sobrevivir. Fuera de la prisión hay seguridad, paz y abundancia de servicios sociales.

La película me viene a la cabeza en relación con el fenómeno de las urbanizaciones o comunidades cerradas, excepto que, en la actualidad, son empresas y personas ricas las que se escudan tras los muros para aislarse de la pobreza y la inseguridad de su entorno.

En las industrias extractivas no es infrecuente ver compañías apoyadas por alianzas con las élites políticas recluirse en grandes complejos protegidos por empresas de seguridad privada, literalmente aisladas de las comunidades locales. Los alimentos, suministros, e incluso la mano de obra les llega del exterior por vía aérea, mientras que los recursos que extraen se exportan para ser procesados en otros países. Cuando esto ocurre, las operaciones de las empresas apenas tienen vínculo alguno con las comunidades de la zona. Y cuando se importa mano de obra, tampoco se promueven oportunidades de empleo a nivel local.

La desigualdad y la construcción de comunidades cerradas es cada vez más visible también en las capitales y grandes urbes. Algunas capitales de países ricos en recursos se han convertido en ciudades extremadamente caras a pesar de la pobreza generalizada. Muchos de sus habitantes viven en barriadas levantadas por ellos mismos donde las infraestructuras y servicios básicos brillan por su ausencia, sin ver ningún beneficio de las masivas exportaciones de petróleo, gas, diamantes y otras piedras preciosas de sus países.

Cerca de sus hogares, la presencia de caros hoteles y urbanizaciones de lujo cerradas sirve de escaparate de la flagrante desigualdad. A menudo, los productos y alimentos importados se venden a precios increíblemente altos, imposibles de alcanzar para quienes viven con menos de 2 dólares al día. Muchos trabajadores venidos de fuera del país habitan en comunidades fuertemente protegidas pagadas por grandes multinacionales internacionales. Incluso, algunos tienen helipuertos privados para entrar y salir sin pasar por los barrios pobres camino al trabajo o al aeropuerto.

¿Será el mundo capaz de abordar el problema de la desigualdad o se convertirán estas imágenes de comunidades cerradas en algo cada vez más común?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan ofrecer una respuesta. Entre los 17 objetivos, el número 10 -dirigido a reducir la desigualdad entre países y dentro de ellos- establece metas para aumentar los ingresos de los segmentos más pobres de la población y redistribuir la riqueza mediante políticas fiscales y mecanismos de protección social. Por otra parte, el objetivo 10 no puede contemplarse de manera aislada del resto de objetivos, en particular el 16, orientado a la construcción de sociedades pacíficas, inclusivas y justas.

Es difícil crear una sociedad inclusiva cuando los pobres viven en barrios marginales y carecen de comida, agua y electricidad mientras son testigos de la riqueza que existe al lado de sus viviendas. También es difícil tener sociedades pacíficas e inclusivas cuando la corrupción es rampante y los flujos ilícitos de capital se llevan al extranjero recursos necesarios para el desarrollo en lugar de destinarse a los grupos más necesitados.

Los países pueden evitar la proliferación de urbanizaciones cerradas proporcionando un entorno estable y seguro que invite a las empresas a integrarse en las comunidades locales, crear oportunidades de empleo y dinamizar otras actividades generadoras de ingresos. Esto daría un importante impulso al tejido económico local. Los gobiernos y el sector privado deben fomentar también la transparencia en la adjudicación de licencias y en la contratación. La comunidad empresarial, por su parte, puede contribuir con iniciativas de responsabilidad social e integridad a la hora de cumplir con sus obligaciones fiscales.

“Rescate de Nueva York” predecía lo que sería Manhattan en 1997, pero esa visión futurista no se cumplió. Los ODS buscan un futuro mejor para 2030. La comunidad mundial puede hacer que eso sí se cumpla, pero para ello hará falta solidaridad, colaboración y una mejor distribución de la riqueza en lugar de codicia e indiferencia.

Desarrollo sostenible Reducción de la pobreza y la desigualdad Financiamiento para el desarrollo Patrick Keuleers Blog post Agenda 2030 Infraestructuras para la paz

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe