Blog


Remesas de emigrantes, sustento de familias y motor del desarrollo

por y

Trabajador en TajikistánLas remesas enviadas a Tajikistán están entre las más altas del mundo. Foto: Mashid Mohadjerin

Visto la cantidad de refugiados e inmigrantes que ocupan las noticias en Europa y los políticos de todo el mundo que discuten acerca de los méritos de la inmigración, es importante tomar distancia y considerar el impacto sobre el desarrollo que tiene la migración, tanto para los países de origen como para las naciones anfitrionas.

La migración laboral internacional se ha vuelto un motor esencial del desarrollo en el mundo, a través de remesas, que es el dinero que envían los trabajadores migrantes (y las diásporas) a sus familias en sus países. Esto es un pilar importante del desarrollo y una ayuda para muchas familias de Asia Central, donde las remesas se encuentran entre las más importantes del mundo. Tayikistán y Kirguistán han estado a la cabeza en esta categoría desde 2011.

Estos flujos no sólo respaldan la economía, sino que sacan a millones de personas de la pobreza. En Kirguistán, por ejemplo, las remesas redujeron la cantidad de personas que viven bajo el nivel de la pobreza en un 5 a 7 por ciento anuales de 2010 a 2014. Eso representa 300.000 a 400.000 hombres, mujeres y niños.

Sin embargo, en los últimos años estas cifras han disminuido. Nuestro informe "Migración laboral, remesas y desarrollo humano en Asia Central" indica que la migración y los flujos de remesas han disminuido desde 2014. Estas disminuciones, según el estudio, se han debido en gran parte al enlentecimiento económico en Rusia y en Kazajstán, así como a una implementación más estricta de la reglamentación en materia de migración en Rusia. Si estas tendencias continúan, podrían tener enormes implicaciones en lo referente al desarrollo.

La pregunta entonces es ¿continuarán? Nuestro estudio señala que, incluso en un escenario minimalista, los flujos migratorios (y las remesas) de los próximos 15 años continuarán siendo muy significativos en Kirguistán, en Tayikistán y en Uzbekistán. Eso se debe a que la cantidad de trabajadores que entran en el mercado de trabajo en los países menos ricos de Asia Central es probable que siga excediendo dramáticamente la habilidad de absorberlos de sus economías.

Mientras tanto, Rusia, con niveles de ingresos que se estima se mantendrán tres veces más altos que los esperados para Kirguistán y Tayikistán, parece que va a atraer a cantidades crecientes de trabajadores en busca de trabajo. En otras palabras, como muchas otras partes del mundo, los factores de tira y afloja detrás de la migración seguirán inspirando a las personas para abandonar sus países en busca de mejores oportunidades.

La migración en sí no es ni buena ni mala. Su resultado depende mucho sobre cómo se desarrolla y qué tipo de políticas existen en los países de origen y en los países anfitriones. Un análisis centrado en las personas puede ayudar a los gobiernos a gestionar mejor los beneficios y los costos de la migración. Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible destacan la importancia de mejores políticas migratorias, especialmente para lograr el Objetivo 10 sobre la reducción de las desigualdades entre y dentro de los países.

En el PNUD ayudamos a los países a integrar la migración y las remesas en sus estrategias de desarrollo. Estos esfuerzos por respaldar las instituciones nacionales y locales con el fin de aumentar la participación comunitaria en asuntos de migración, de alcanzar las comunidades de la diáspora y de atraer las remesas hacia los proyectos de desarrollo local, podrían traducirse en grandes dividendos.

Blog post Reducción de la pobreza y la desigualdad Desarrollo sostenible Trabajo y medios de vida Ben Slay Mihail Peleah Migration

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe