Las mujeres algodoneras de Perú

Mujeres en Peru
Mujeres algodoneras en el norte del Peru. Foto: PNUD Peru

Las integrantes de esta asociación salvaron de la extinción a una rara clase de algodón nativo. Gracias a su trabajo, ellas se han fortalecido.

La comunidad Huaca de Barro, se ubica en Mórrope a 20 minutos de Chiclayo, en el norte del Perú, está conformada por un pequeño número de casas, se asienta literalmente sobre una huaca de barro: adobes de 1.500 años de antigüedad de la cultura moche descansan bajo la tierra que se pisa a diario. Fueron precisamente pueblos precolombinos como los moche quienes comenzaron la tradición de sembrar estos campos de Lambayeque con el algodón nativo gossiypium barbadense perivianum, cuya peculiaridad principal radica en la amplia gama de colores que presentan sus motas.

“Mi abuelita fue quien nos enseñó a cuidarlo. Antes se sembraban algunas plantas en los bordes de los canales, pero no se les daba importancia porque eran para consumo personal”, dice Máxima Llontop, junto a unos arbustos que su madre plantó hace tres décadas. “Nosotras, que siempre hemos visto este algodón, recién hemos descubierto que es muy particular. Tenemos que cuidarlo porque puede ayudarnos a salir de la pobreza”.

Máxima sabe muy bien de lo que habla: treinta mujeres de las comunidades de Huaca de Barro, Arbosol y Hornitos creyeron que la unión hace la fuerza y en el 2003 se organizaron para recuperar esta planta olvidada. Su iniciativa fue presentada al Programa de Pequeñas Donaciones del GEF/PNUD (SGP) y obtuvieron de éste los fondos necesarios para comenzar a construir su sueño. Pero no fue sencillo: “Difundimos por la radio que queríamos comprar semillas de algodón nativo, pero éste había desaparecido”, recuerda Humberto Llauce, el técnico agropecuario del proyecto.

Aspectos Destacados

  • 30 Mujeres de las comunidades de Huaca de Barro, Arbosol y Hornitos se organizaron para recuperar el algodón nativo.
  • En 2008 la Asociación de Mujeres Algodoneras ganó el Premio Ecuatorial, un galardón que reconoció los esfuerzos de otros cuatro proyectos a nivel mundial.
  • La Asociación ha logrado recuperar tres hectáreas donde cosechan 35 quintales de los cinco colores de la variedad nativa de algodón.

Las mujeres no se desanimaron y continuaron buscando. Hasta que llegaron a una casita en la zona desértica de Monte Verde. Ahí, un campesino les dio la solución: en presencia de ellas, abrió un viejo almohadón en donde se apreciaban algunas semillas. Empezó entonces la recuperación definitiva, un trabajo que, meses luego, tuvo que superar un nuevo bache: la idiosincrasia de sus esposos.

“Los hombres pensaban que sólo debíamos atender la casa. En estos años, además de capacitarnos en el hilado del algodón, también hemos adquirido experiencia para poder hablar de lo que pensamos”, afirma Barbarita Santamaría, quien fue presidenta de la asociación en aquellos primeros años.

Casi una década después acuden a las reuniones de la asociación tanto hombres como mujeres; y éstas, desde que aportan significativamente a una deprimida economía familiar, ya no tienen que pedir permiso para viajar a las ferias regionales y nacionales donde venden un gran catálogo de productos tradicionales que está revalorizándose.

Tanto éxito ha tenido su trabajo que en el 2008 ganaron el Premio Ecuatorial, un galardón que reconoció los esfuerzos comunitarios de cinco proyectos en todo el mundo, entre ellos el de la Asociación de Artesanas de Arbosol y Huaca de Barro, por reducir la pobreza a través de la conservación de la biodiversidad.

Actualmente, la asociación ha logrado recuperar tres hectáreas donde cosechan 35 quintales de los cinco colores de la variedad nativa. Esto, ellas lo saben, no solo garantiza un mejor futuro a sus familias, sino que las fortalece como comunidad al haber logrado salvar una clase de algodón que estaba prácticamente en extinción. Esta agremiación forma parte ahora de la Asociación Peruana de Pequeños Productores Ecológicos (APEPROECO), asociación que comercializa los productos orgánicos.

La historia en imágenes