Prevención de Conflictos y Diálogo Ciudadano

Los países de América Latina y el Caribe con mayor número de conflictos son aquellos que también presentan altos niveles de desigualdad y gobiernos con capacidades limitadas para manejar los disturbios. Según reportes del PNUD, comparada con otras regiones, las tensiones sociales, institucionales y culturales en América Latina son numerosas y se caracterizan por un alto nivel de participación ciudadana. La experiencia del PNUD a nivel mundial nos muestra que el diálogo democrático es un medio fundamental para fortalecer las instituciones democráticas. El conflicto social puede ser una herramienta constructiva para para expresar las demandas del pueblo por alcanzar un mejor nivel de vida. Siempre que se gestionen mediante el diálogo y la negociación, y que se busquen las causas del mismo, el conflicto presenta una excelente oportunidad para lograr transformaciones profundas y alcanzar una América Latina y el Caribe más igual y justo.

Nuestro trabajo

El PNUD trabaja con los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil en la región para fortalecer las habilidades y prevenir y gestionar conflictos y riesgos derivados de las tensiones sociales y políticas. La estrategia general consiste en reforzar las instituciones democráticas, haciéndolas más receptivas a las necesidades y demandas de los ciudadanos. Proporcionamos asistencia técnica adaptada y metodologías innovadoras para mejorar las capacidades sociales para la prevención de conflictos, gestión de crisis y crear consenso.

image
Conflict Prevention & Democratic Dialogue

Photo: UNDP Haiti