Nuestra Perspectiva

      • Los conflictos han cambiado, y esto debe reflejarse en la futura agenda de desarrollo | Jordan Ryan

        02 ago 2013

        image
        Residentes del campamento de Somaliland desplazadas debido a sequía o conflicto. (Foto: Stuart Price/UN Photo)

        Desde la creación de las Naciones Unidas en 1945, la comunidad mundial se ha esforzado para abordar los retos relativos a los conflictos interestatales. Ahora, en 2013, la naturaleza de los conflictos está cambiando. Actualmente, los conflictos armados que causan 1.000 o más muertes anuales han disminuido drásticamente. Más de 526.000 personas aún mueren por medios violentos cada año, pero la mayoría de estas muertes responden a conflictos internos, y no a guerras entre países. Nuevas formas de conflictos violentos han reemplazado las guerras tradicionales. Algunos ejemplos son la violencia intercomunitaria, como la ocurrida en la República Democrática del Congo, Somalia y Siria, y la violencia relacionada con la delincuencia, tan frecuente en distintitas partes de América Latina y el Caribe. Hoy, por cada muerte ocurrida en una guerra reconocida, nueve personas pierden la vida en manos de delincuentes y pandillas violentas. Esta forma de violencia entorpece los esfuerzos para luchar contra la pobreza, hace mella en las comunidades y expone a mujeres y niñas a numerosos abusos. Ahora que los líderes mundiales se están preparando para debatir el contenido de la nueva agenda mundial que reemplazará los Objetivos de Desarrollo del Milenio a partir de 2015, reconocer la naturaleza cambiante Leer más

      • Las altas expectativas de la juventud iberoamericana | Heraldo Munoz

        22 jul 2013

        image
        Dos tercios de los jóvenes de Iberoamérica ven el futuro con una mirada optimista. Foto: Wim Bouden/PNUD Perú

        Las recientes protestas ciudadanas en varios países latinoamericanos ratifican la urgencia de entender las demandas de los jóvenes y de redoblar esfuerzos ante los persistentes problemas estructurales de nuestras sociedades, especialmente la desigualdad. Pero también son una oportunidad de repensar la gobernabilidad democrática en el siglo 21, la era digital y del activismo en las redes sociales. El incremento de tales movilizaciones también nos dice que los jóvenes, más allá de ser escuchados, quieren participar activamente en el desarrollo de sus sociedades. De hecho, la 1ª Encuesta Iberoamericana de Juventudes, que presentamos el 22 de julio en Madrid, muestra que los jóvenes esperan que su participación aumente en los próximos cinco años. Como consecuencia, si las instituciones no abren espacios formales a los jóvenes, las protestas podrían convertirse en el medio más efectivo para hacerse escuchar. Además, la región desperdiciaría una oportunidad de capitalizar la participación ciudadana y ampliar la calidad de su gobernabilidad democrática. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha participado en el proceso de definición, administración y análisis de la Encuesta Iberoamericana de Juventudes, elaborada junto con la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), con los dos principales bancos de desarrollo de América Latina (BID Leer más

      • Qué nos dice la juventud de Brasil sobre la democracia en el siglo XXI | Carolina Azevedo

        21 jun 2013

        image
        Las tensiones sociales, institucionales y culturales en América Latina son numerosas y se caracterizan por un alto grado de participación ciudadana (Foto: PNUD Brasil)

        Todos están confusos. Los sociólogos, los periodistas, los políticos…hasta los y las manifestantes tratan de entender mejor el fenómeno reciente que ha sacudido las masas en Brasil de una manera novedosa, como nunca se había visto. La última vez que vi a mi país tan movilizado por una causa colectiva fue durante el movimiento por la democracia, las Diretas Já, en 1984. Me acuerdo de salir con mi familia y formar parte del mar de gente bajo una bandera de Brasil gigante en el centro político de la capital, Brasilia. Yo tenía solo nueve años pero también sentí el duelo colectivo cuando se murió el Presidente Tancredo Neves sin llegar a asumir el cargo. Ni siquiera el movimiento por el impeachment del Presidente Fernando Collor de Mello, en 1992, movilizó tanto a la gente. En las últimas dos semanas cientos de miles de personas, principalmente jóvenes, hombres y mujeres, que comenzaron las protestas en la Red, tomaron las calles de por lo menos 20 ciudades de Brasil en manifestaciones diversas. El jueves 20 de junio formaron un océano de más de un millón de personas. Parte del movimiento fue pacifico. Otra no. Y los actos de violencia siempre saben amargo, del Leer más