Se inicia Programa Conjunto “Combate contra la Violencia hacia la mujer”

15 oct 2013

En el Perú se han dado importantes avances normativos y políticos para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia la mujer; como la consagración del delito del feminicidio en el Código Penal y la aprobación del Plan Nacional contra la Violencia hacia la Mujer (2009-2015). Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos, cada año miles de mujeres de diferentes edades, condiciones socioeconómicas, lugares de proveniencia y niveles educativos son víctimas de violencia.

Frente a esta situación, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), ONU Mujeres y el Ministerio de la Mujer (MIMP) vienen desarrollando el Programa Conjunto “Combate contra la Violencia hacia la mujer”  en las regiones de Ayacucho y Ucayali, las cuales presentan preocupantes indicadores de violencia hacia la mujer.

El objetivo de esta iniciativa es prevenir los feminicidios a partir de la adecuada implementación de la Ley de protección frente a la violencia familiar. Para ello, busca asegurar y mejorar la acción multisectorial en el procesamiento de las denuncias por violencia contra la mujer y facilitar el proceso que las mujeres víctimas de violencia deben seguir para hacer una denuncia, mediante la implementación de un sistema informático que permita monitorear el cumplimiento de las funciones de las autoridades competentes.

Durante el evento de lanzamiento, la Viceministra de la Mujer, Marcela Huaita, informó que los Centro de Emergencia Mujer (CEM) de Ayacucho atendieron a 2,012 personas afectadas por violencia familiar y sexual en el año 2012, de las cuales 1,747 (87%) fueron mujeres. Entre enero y agosto de 2013, los CEM de Ayacucho atendieron a 1,519 personas víctimas de violencia familiar y sexual, de las cuales 1,366 fueron mujeres.

María Mercedes Barnechea, Representante Auxiliar del UNFPA, resaltó que la violencia contra la mujer es un problema multidimensional que requiere el compromiso de los diversos sectores del Estado para delinear una estrategia integral y multidisciplinaria para la atención de las víctimas. Finalmente, reiteró el compromiso del Sistema de las Naciones Unidas para continuar promoviendo la lucha contra la violencia hacia la mujer desde un enfoque multisectorial.