UNICAS: financiando el desarrollo


En proyectos de este tipo prevalece el conocimiento y la confianza entre los asociados, formando así una cultura del ahorro y del crédito. Foto: PNUD.

En el 2005, el PNUD apoyó un proyecto de servicios microfinancieros de COFIDE denominado UNICAS, dirigido a familias de escasos recursos de la región Lambayeque. Hoy el proyecto es un éxito: se ha replicado en Cajamarca y busca llegar a más regiones.

Hasta hace algunos años, Lastenia Ludeña era una mujer dedicada a las labores domesticas. Vivía en el caserío de Cojal, distrito de Cayaltí, en Lambayeque, y sus ingresos económicos se limitaban a lo que su esposo podía obtener del trabajo en el campo. Aquel era un monto de dinero que no alcanzaba para darles una buena educación y alimentación a sus hijos. Menos para soñar con un posible progreso familiar. Sin embargo, en el 2005, se implementó en esa región el Programa Inclusivo de Desarrollo Empresarial Rural (PRIDER), de COFIDE, que propulsaba la creación de la Unión de Crédito y Ahorro (UNICAS) con el objetivo de reducir los niveles de pobreza de miles de familias que no tenían acceso a préstamos financieros (o que si los tenían, no podían pagar los altos intereses). Esta metodología pudo llegar al Perú gracias al PNUD, cuyo apoyo posterior fue fundamental en temas como asesorías en finanzas, adquisiciones, contrataciones, monitoreo y evaluación de los préstamos.

Aspectos destacados

  • UNICAS tiene como objetivo reducir los niveles de pobreza de miles de familias que no tenían acceso a préstamos financieros.
  • A la fecha, la región Lambayeque cuenta con 354 iniciativas empresariales UNICAS, que integran a más de 5150 familias

Lastenia, una de las primeras mujeres que se unió al proyecto, fue nombrada presidenta tras una previa asesoría. Su esfuerzo permitió que más compañeras se unieran a la iniciativa. En su gestión logró aumentar el ingreso de las participantes, formar pequeños negocios y participar con  sus familias en las cadenas productivas de maíz, logrando obtener un capital social de más de 30 mil soles al cabo de cinco años. No solo eso: dentro de su hogar pudo desarrollar una pequeña bodega, una pensión y una cabina de Internet rural. Con el paso de los años, su cargo también cambió: asumió el puesto de Secretaria de Asuntos Financieros de la Red Regional, y Secretaria de la Cooperativa Red de UNICAS de Lambayeque, con el respaldo de más de 5 mil familias participantes del programa.

Pero la de Lastenia Ludeña es solo una de las tantas historias que gira en torno a esta experiencia de desarrollo: “En nuestra UNICA prevalece la cultura del conocimiento y la confianza entre los asociados, formando así una cultura del ahorro y del crédito, y mejorando la calidad de vida de la población”, afirma Pedro Benites, presidente del proyecto “El Guayaquil”, financiado también por UNICAS. “El proyecto nos ha ayudado a ser más solidarios y a elevar nuestra autoestima. Así, el poblador cree en sí mismo y puede superar la pobreza”, enfatiza Benites.

El programa está relacionado con bridar ayuda financiera, pero también con valores. Lo beneficiarios deben ser muy responsables y organizados. “Al inició fuimos 13 familias e iniciamos todo con 130 nuevos soles. Luego de 4 años, contamos con 30 familias asociadas y 27 mil nuevos soles de capital social. Al inició era un poco incrédula, pero la realidad cambió mi opinión. Hoy vemos que se genera en las familias el valor de la responsabilidad y de la solvencia moral, lo cual es muy importante. Sentimos que vamos creciendo y esto nos llena de satisfacción”, cuenta Iris Medianero, de la iniciativa empresarial “Unidas para Progresar”.

El caso de Isabel Carrasco, una mujer del distrito de Saña, Lambayeque, también es aleccionador. Presidió la Unión de Crédito y Ahorro (UNICAS) de su zona por cinco años y bajo su liderazgo se potenciaron las actividades agrícolas y pequeños negocios de los integrantes. Es más, el compromiso y responsabilidad de todos ellos les ha valido para ser sujetos de crédito de varias instituciones financieras. A la fecha, en la región Lambayeque se cuenta hasta 354 iniciativas empresariales UNICAS, que integran a más de 5150 familias.

Por su éxito, la propuesta fue acogida en el 2008 en el departamento de Cajamarca con el apoyo del PNUD, COFIDE, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la Asociación Los Andes de Cajamarca, lográndose formar 61 UNICAS. En el 2010, COFIDE firmó un convenio con una empresa minera para ampliar el proyecto por tres años más: la meta es lograr la creación de 240 entidades UNICAS en la provincia de Celendín, Cajamarca.

Los ejemplos de vida de estos beneficiarios representan los logros del proyecto y de cómo han servido de modelo para que más mujeres y hombres se unan con el tiempo y mejoren sus condiciones de vida con una sola consigna: superar la pobreza. En la actualidad, se pretende llevar este modelo de gestión a ciudades como Piura, Apurímac, Ayacucho, Huancavelica y La Libertad. Hay esperanza para creer en el desarrollo.