Cojata multicolor


El PNUD en Puno

En esta comunidad se desarrollan creativos proyectos que, además de salvar de la extinción a la alpaca suri de color, están generando mejores ingresos.

“Durante mucho tiempo consideramos que las alpacas de color no era finas, que su fibra no tenía precio y por eso las matábamos”, comenta Marcelo Ccama, un alpaquero de la comunidad de Japo, a una hora por trocha de Cojata, cerca de la frontera con Bolivia.

Marcelo pertenece a un reducido grupo de campesinos de Puno que hoy está empeñado en recuperar los ejemplares de alpaca de color. Mientras sus tres hijos estudian en la capital del distrito, él sobrevive en una cabaña a 4.800 metros sobre el nivel del mar, junto al bofedal donde pastan sus alpacas. “Mi abuelo y mi padre fueron alpaqueros. Yo ahora también lo soy, pero mis hijos ya no quieren serlo. Vivimos en extrema pobreza”.

Aspectos destacados

  • Cojata se ubica cerca del río Suche que divide a Perú y Bolivia.
  • El proyecto busca la revalorización de las alpacas con fibra de color.
  • Una alpaca puede producir el equivalente a 4 libras de fibra por esquila.

Hace 15 años, cuando la industria quiso blanquear los rebaños de alpacas, una libra de fibra blanca –450 gramos aproximadamente– se vendía a 25 soles, mientras que la de color no superaba los 10 soles. Los pequeños productores cambiaron paulatinamente sus alpacas oscuras por otras blancas esperando mejorar sus ingresos. Después los precios se desplomaron. Actualmente los intermediarios o “compadres” que visitan las comunidades pagan por cada libra 4 soles; la de color la cotizan a la mitad. Las matemáticas pueden ser crueles: teniendo en cuenta que una alpaca produce, en promedio, el equivalente a 4 libras de fibra por esquila y que un pastor tiene entre 80 y 150 alpacas, sus ingresos anuales por la venta de fibra difícilmente superan los 1.600 soles.

Sin embargo, y a pesar de los precios, Marcelo se siente orgulloso de su todavía reducido número de alpacas de color (una quinta parte de su rebaño). Sabe que con el tiempo éstas volverán a ser valoradas.

Modesto Huamán, alpaquero de toda la vida, comparte el mismo sentimiento en Nuñoa, aquel lugar donde empezó el Programa de Pequeñas Donaciones (SGP) del GEF/ PNUD en Puno. El principal objetivo del programa es recuperar las alpacas suri de color, lograr un mejoramiento genético y la transformación de la fibra en finas prendas tejidas a mano por las esposas de los alpaqueros. En ese sentido, Modesto cree que apostando por las alpacas de color está recuperando “las costumbres antiguas de nuestros abuelitos”.

Con parte del dinero otorgado por el Programa, la Asociación de Criadores de Camélidos Andinos ACRICAN-Illa, de la que Modesto es socio, ha adquirido 180 ejemplares de alpacas Suri, las cuales se caracterizan por tener fibra lacia y sedosa diferente a la raza huacaya que es similar a la oveja. Las alpacas han sido asignadas a diferentes criadores para que crezcan sus rebaños y evitar así su desaparición. De entre sus doscientas alpacas destaca a Panchita, un ejemplar fuera de serie, de manto gris marengo, que lidera un reducido grupo de élite, al que el pastor entrena y prepara para competir en concursos locales y regionales.

“Que uno de tus machos logre ser ‘campeón de campeones’ significa obtener ingresos extra porque otros criadores buscarán empadrarlo con sus hembras”, comenta Modesto, mientras muestra orgulloso las quince o veinte escarapelas que hablan de sus éxitos pretéritos. “Es increíble, pero antes en estas pampas abundaban las alpacas de color; luego las desaparecimos. A pesar de ello, gracias al financiamiento del SGP del GEF/PNUD y al  trabajo de la asociación estamos repoblando nuevamente la zona. Estamos salvando nuestra tradición”.

La historia en imágenes

¿Cómo contactarse con esta asociación?

Si usted desea adquirir los productos de la Asociación de Criadores de Camélidos Andinos ACRICAN-Illa, puede contactarse con el señor Porfirio Enríquez Salas.

Página web: www.apeproeco.com

Dirección: Jr. Desa 566, Puno

Teléfono fijo: 051-369377

Celular: 951-669-155

Correo electrónico: enriquezporfir@yahoo.es

ODM 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre
thumbnail

El primer Objetivo de Desarrollo del Milenio contempla tres metas a lograr para el año 2015: la primera es reducir a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos son inferiores a un dólar por día, la segunda busca el pleno empleo productivo y el trabajo decente, y la tercera es reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre.

más