Tumbes y su lucha contra el Sida


Foto: Andrew Stevens

La región se encuentra entre las diez del país con mayor incidencia de casos de VIH-Sida. Hoy se busca evitar que el número siga creciendo a través de un arma fundamental: la educación a las poblaciones en riesgo.

Según el Plan Estratégico Regional Multisectorial (PERM) 2010-2015, hasta el 2007 se habían notificado en Tumbes 342 casos de personas infectadas por el VIH y 186 que padecían de Sida. Además, en los últimos años se ha incrementado el turismo con el Ecuador (país con el que se comparte frontera) lo que ha implicado un mayor número de actividades comerciales y demanda de servicios, entre ellos el sexual.

Lo cierto es que el turismo sexual aumenta las posibilidades de adquirir infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH. En ese sentido, este es un problema de salud pública de gran importancia a nivel regional.

A partir de este año, con la intención de enfrentar este problema, el PNUD y el Gobierno Regional de Tumbes han implementado el proyecto “Fortalecimiento de la Gestión Institucional de las redes de salud y de las organizaciones sociales de base para la atención preventiva promocional y control de VIH-Sida, de las infecciones de transmisión sexual y de los embarazos no deseados en la región Tumbes”.

El aporte del PNUD es vital dentro del desarrollo del proyecto ya que se enfoca en la búsqueda de alianzas con otras agencias de Naciones Unidas especializadas en el tema, como el Fondo de Población y ONUSIDA para dar asistencia técnica. Asimismo se incentivan lazos con el Programa de Voluntarios de Naciones Unidas para apoyar el componente de promoción del proyecto.

Aspectos destacados

  • Según el Plan Estratégico Regional Multisectorial (PERM) 2010-2015, hasta el 2007 se habían notificado en Tumbes 342 casos de personas infectadas por el VIH y 186 que padecían de Sida.
  • El proyecto tiene tres componentes: fortalecimiento institucional y de capacidades, acciones de promoción, y prevención.

Se identifican, también, experiencias exitosas en otras oficinas del PNUD en el mundo, que puedan servir en la implementación del programa. Otra gran tarea es monitorear los avances y logros alcanzados, a través de ejercicios de apreciación para identificar acciones a mejorar.

El proyecto tiene tres componentes: fortalecimiento institucional y de capacidades, acciones de promoción, y prevención. En el primero se contemplan acciones como la construcción y equipamiento de un módulo para el tratamiento y control de los pacientes infectados con VIH-Sida, actualización en cuanto a los tratamientos antirretroviral de gran actividad (TARGA) y elaboración e implementación de un sistema de información para el registro, vigilancia y monitoreo de las ITS/VIH-Sida.

Precisamente, en las acciones de prevención, las personas con VIH son actores sociales muy importantes. La idea es habilitar a estas personas para evitar que contraigan nuevas infecciones de transmisión sexual (ITS), retrasar la progresión del VIH e impedir la transmisión del VIH a otros individuos.

La promoción de la salud es el último componente y uno de los más importantes. Por esto, se trabaja en el fortalecimiento de las instituciones de la Coordinadora Regional Multisectorial de Salud (COREMUSA), que está conformada por representantes de las instituciones estatales y no estatales que trabajan a nivel regional los temas de VIH/Sida, Tuberculosis y Malaria. En este sentido, se establecerá un marco normativo en la Región Tumbes, se buscará proponer al gobierno regional la aprobación de Ordenanzas que normen actividades debidamente financiadas en los presupuestos institucionales, de promoción, prevención, control del VIH/SIDA-ITS y embarazos no deseados.

Por último, se promoverá estilos de vida saludables en la población general, siendo el grupo determinante los adolescentes y jóvenes a fin de prevenir comportamientos sexuales de riesgo, a través de acciones de promoción como la implementación de la Educación Sexual Integral. Además de mejorar el acceso a los servicios preventivos en VIH-Sida de la población joven, adolescentes y de mujeres en edad fértil.