“El PNUD ha ayudado a potenciar las capacidades internas de la Defensoría del Pueblo”

Entrevista a Eduardo Vega, Defensor del Pueblo.


“El apoyo del PNUD a la Defensoría del Pueblo es los últimos años ha sido sostenido, por eso quiero resaltarlo y valorarlo”, afirma Eduardo Vega, quien asumió la dirección de la Defensoría del Pueblo en abril del 2011 y en la que trabaja desde hace más quince años. “Es un apoyo que nos permite, en primer lugar, mantener una estrategia de promoción de derechos fundamentales en el país y, en segundo lugar, fortalecer nuestras capacidades internas de trabajo, en materias como los conflictos sociales por ejemplo”. En esta entrevista, el actual Defensor del Pueblo precisa el vínculo de su trabajo con el del PNUD. 

¿Por qué la Defensoría del Pueblo requiere el apoyo del PNUD?

Nuestros equipos necesitan una permanente capacitación, somos muy autocríticos en el trabajo que realizamos. Por ejemplo, al taller para miembros de la Defensoría del Pueblo, en el marco del proyecto “Prevención de conflictos en el uso de recursos naturales” que promueve el PNUD, hemos enviado a nuestros comisionados de ciudades como Pasco, Puno, Apurímac y Cajamarca. Esto nos permite potenciar nuestras capacidades internas, reflexionar sobre lo que estamos haciendo y luego pensar qué más podemos hacer. Creo que en esto consiste esta alianza entre el PNUD y la Defensoría del Pueblo: en poder generar capacidades institucionales y, por otro lado, permitirnos mantener una estrategia de promoción de derechos fundamentales.

¿Cuáles son los proyectos más importantes en los que han colaborado?

Los proyectos más resaltantes empezaron con el trabajo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). A partir de allí, el PNUD fue una entidad clave para facilitar el trabajo de la Defensoría del Pueblo y para diseñar el Centro de Información para la Memoria Colectiva. Es decir, la Defensoría recibió todo el acervo documental que había producido la CVR y de esta manera pudo ponerlo en valor y a disposición de toda la opinión pública. Diría que fue un proyecto interesante y muy valioso donde el PNUD tuvo una labor muy importante para conseguir el apoyo de la cooperación internacional.

La difusión de los Derechos Humanos es muy importante.

En materia de promoción de los mismos ha existido una campaña sostenida en el tiempo, que tiene que ver por ejemplo con el tema de la discriminación en el Perú. En los últimos años hemos impulsado campañas para atender uno de los temas que a veces los peruanos tratamos de esconder pero que existe en el país: el racismo y la discriminación.

¿Qué otros proyectos puede mencionar?

El proyecto de Prevención de Conflictos en el Uso de Recursos Naturales que está enmarcado en un concepto mucho más amplio: la conflictividad social en el país. El Perú tiene un crecimiento económico muy importante, pero junto con ese crecimiento han venido las expectativas de las poblaciones más vulnerables, expectativas de conservar el medio ambiente, no dañarlo y, en ese esfuerzo, se han producido conflictos en diversas regiones en el país. La Defensoría del Pueblo tiene presencia en las 25 regiones del país y somos una entidad clave para que esa conflictividad se canalice por los mecanismos regulares de atención, se establezcan mesas de diálogo y se atiendan los conflictos.  Esta es una tarea adicional que ha asumido la Defensoría en los últimos años y en la cual hemos ido aprendiendo de a pocos.

¿De qué otra forma reciben apoyo del PNUD?

Las capacitaciones que llevamos en este proyecto, por ejemplo, buscan fortalecer las capacidades institucionales y esto no sería posible con nuestros propios recursos. En ese sentido, necesitamos el apoyo de entidades como el PNUD que entienden la problemática del país, que entienden que la Defensoría del Pueblo es una institución clave en este tema.

¿Cuál es el desafío de la Defensoría del Pueblo hacia el futuro?

Siempre hay diversos tipos de desafíos. Según los últimos resultados de una encuesta realizada por PROÉTICA a nivel nacional, sobre percepción ciudadana, la corrupción sigue siendo un problema muy álgido. Pero también esta encuesta refleja que los ciudadanos piensan que la Defensoría del Pueblo es una institución confiable para presentar sus quejas, sus denuncias. Entonces, por un lado, tenemos el reto de responder a las demandas de los ciudadanos, y por otro, de seguir contribuyendo con la labor del Estado en la solución de los conflictos. La Defensoría del Pueblo no soluciona los conflictos pero sí puede ayudar a que las entidades del Estado, el poder Ejecutivo, los gobiernos regionales y los propios municipios puedan atenderlos a tiempo y evitar que se produzcan muertes.

¿Qué objetivo busca la Defensoría en estos casos de conflictividad social?

Un primer objetivo es muy concreto: que los conflictos se resuelvan en sus etapas iniciales. Este es un reto clave que nos hemos planteado en la Defensoría y con el apoyo de entidades como el  PNUD. Con nuestro trabajo en coordinación con las entidades del poder Ejecutivo, de los gobiernos regionales y de los gobiernos locales, creo que lo podemos lograr.

Ver proyectos
Promoción al Derecho a la Igualdad y no Discriminación

Busca fortalecer a la Defensoría del Pueblo para que diseñe y ejecute estrategias dirigidas a contribuir a la realización del derecho a la igualdad y no discriminación de todos los peruanos y peruanas.

Más
Enlaces de interés
Defensoría del Pueblo
Más