COPECO, alcaldías y cooperantes juntan esfuerzos para reducir riesgos en Honduras

14 jun 2013

image La finalidad de la capacitación es motivar a las municipalidades para que inviertan y mantengan una infraestructura que reduzca el riesgo

Tegucigalpa 14 de Junio de 2013.-  con la participación de 70 alcaldes, los municipios  se preparan para  enfrentar riesgos a desastres  por cambio climático y establecer ciudades resilientes.

La resiliencia, es un conjunto de atributos y habilidades innatas para afrontar adecuadamente situaciones adversas, como factores estresantes y situaciones riesgosas. En este sentido, una ciudad resiliente, es aquella que  genera respuestas adaptativas frente a situaciones de crisis o de riesgo.

El taller busca que las alcaldías  incorporen en sus planes de gestión, diez aspectos básicos para prevenir desastres, como parte de los procesos de urbanización sostenible.

La finalidad de la capacitación  es motivar a las municipalidades  para que inviertan  y mantengan  una infraestructura que reduzca el riesgo, tales como desagües para evitar inundaciones y, según sea necesario, ajustarla  de forma tal que la población  pueda hacer frente al cambio climático.

La actividad  es promovida por el programa DIPECHO 8 en Honduras a través de su proyecto Regional ejecutado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), CEPREDENAC la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), en colaboración con los 5 proyectos DIPECHO nacionales ejecutados por el Programa de Naciones Unidas (PNUD), las ONG, GOAL, Ayuda en Acción, DCA y la Cruz Roja Hondureña.

Del mismo modo en la jornada se hizo un llamado a proteger  los ecosistemas y las zonas naturales de amortiguamiento  para mitigar las inundaciones, las marejadas ciclónicas y otras amenazas a las que su ciudad podría ser vulnerable.

Lisandro Rosales comisionado de COPECO, expreso la satisfacción que en Honduras, hemos avanzado en el uso de la  tecnología, esto  ayuda a reducir el impacto que genera los desastres, los cuerpos de socorro y organismos humanitarios junto con las alcaldías debemos de estar organizados, prosiguió  ahí comienza el primer reto,  para evitar pérdidas humanas.

Uno de los temas que se analizaron en  el foro es la utilización de  sistemas de alerta temprana y desarrollar  las capacidades para la gestión de emergencias en su ciudad así como la utilización de simulacros en tiempo real para que los habitantes sepan que hacer en una situación de riesgo.

Honduras es considerado como uno de los países con mayor riesgo de desastres en el mundo: solamente en términos del impacto histórico de fenómenos hidrometeoro lógicos, Un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo  (PNUD) indica que entre los años 1930 y 2008 la región centroamericana padeció 248 eventos extremos mayores asociados a fenómenos climáticos e hidrometeoro lógicos, sólo comparable con Bangladesh y Birmania en términos del Índice de Riesgo Climático.

 Cristian Munduate  del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras y representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF),  dijo que los organismos humanitarios y cuerpos de socorro tienen sus funciones específicas como asistencia rápida a las comunidades afectadas en caso de un desastre, en los que los alcaldes juegan un papel  básico ,  por su nivel de convocatoria y el conocimiento del territorio ,  ya que ellos pueden precisar,  datos de manera efectiva de la población afectada. lo importante  es saber cómo estar preparados para enfrentar esos desafíos. Detallo.

Por su ubicación geográfica y el dinamismo de sus condiciones ambientales, Honduras es un país de una altísima riqueza natural, pero al mismo tiempo, es susceptible a ser afectado por fenómenos físicos potencialmente peligrosos, tanto aquellos considerados como de menor intensidad y alta recurrencia (como las inundaciones ocasionadas por lluvias estacionales), como también por fenómenos de alta intensidad y relativa baja recurrencia (como huracanes tipo 4 o superiores).

 En ese sentido se han iniciado acciones preventivas de reducción de riegos en los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Yoro, Francisco Morazán, El Paraíso y Choluteca en  el marco del VIII plan de acción 2012-2013 del programa DIPECHO de la Comisión Europea,  con cinco importantes proyectos nacionales.

Con el proyecto del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) denominado “Sistema de Alerta y Acción Temprana SAAT-Río Choluteca”  por un monto de  965,052.69 dólares, el cual tiene el objetivo de reducir el riesgo a desastres por inundaciones y deslizamientos en la cuenca alta y baja del Río Choluteca, especialmente en las comunidades más vulnerables de los municipios del Distrito Central y Marcovia.

 

El proyecto SAT incluye estudios técnicos, capacitaciones a personal técnico de las municipalidades y de las instituciones miembros del SINAGER, campañas de sensibilización para la población en general y pequeñas obras demostrativas de protección de medios de vida y reforzamiento de centros educativos y de salud que están más expuestos a inundaciones y deslizamientos en ambos municipios.

 

 

image
El taller busca que las alcaldías incorporen en sus planes de gestión, diez aspectos básicos para prevenir desastres