Prevención y recuperación de crisis

Un proceso en construcción

Honduras es uno de los países más frágiles del mundo ante los desastres causados por fenómenos naturales. En los últimos 30 años, Honduras han enfrentado 51 desastres naturales entre sismos, inundaciones, deslizamientos, huracanes e incendios forestales. Estos grandes desastres, han reportado pérdidas superiores a los 4,500 millones de dólares, de los cuales más de 4.000 corresponden a los 14 huracanes registrados en el periodo.

Objetivo

Frente a esta vulnerabilidad, junto con el Gobierno, socios cooperantes y otras agencias del Sistema de las Naciones Unidas, el PNUD fortalece las políticas públicas, las estructuras institucionales y las normativas que permitan prevenir y gestionar los riesgos existentes y futuros. El PNUD contribuye también al desarrollo de capacidades y a la planificación adecuada para la gestión de riesgos, a la adaptación al Cambio Climático y a gestionar preparativos de respuesta para la recuperación y la reconstrucción.

image
El PNUD Honduras apoya al Gobierno en la prevención y preparación ante la crisis

La ciudad de Tegucigalpa, es un claro ejemplo de vulnerabilidad a las inundaciones y deslizamientos por causa de un desarrollo mal planificado. Debido a un proceso acelerado de urbanización sin las adecuadas medidas de gestión ambiental, con insuficientes dotaciones de infraestructura de drenaje fluvial, domestico o industrial e insuficientes sistemas de distribución de agua potable, la ciudad colapsa bajo una lluvia de moderada intensidad.