Prevención y Recuperación de Crisis

image

  • Implementación de la política de Recuperación Temprana, Honduras.

    La falta de políticas claras acerca del uso del territorio y la debilidad institucional para aplicar las normas vinculadas al uso del mismo, han potenciado en Honduras el proceso de degradación ambiental asociado al crecimiento poblacional. La manifestación más clara de esto es el aumento de la vulnerabilidad y la exposición a riesgos de desastres naturales de gran parte de la población hondureña. Históricamente Honduras, ha sido sometida a una serie de eventos naturales, destacando principalmente huracanes, inundaciones, sequías, deslizamientos y eventos sismológicos que impactaron de diferente manera en la sociedad, en la economía, en los recursos naturales y, por consiguiente, en el desarrollo del país. Los eventos más letales de la historia, el Huracán Fifí (1974) y el Huracán Mitch (1998), además de generar un altísimo número de personas fallecidas o desplazadas, determinaron pérdidas estimadas en centenares de millones de dólares, afectando casi a la totalidad del territorio nacional, con daños que conllevaron un gran retraso social y económico.

  • Sistema de Alerta y Acción Temprana SAAT Rio Choluteca.

    • Las estructuras comunitarias de los 10 barrios beneficiados del proyecto DIPECHO VII tienen limitadas capacidades para la gestión e implementación de las medidas de DRR identificadas en los planes elaborados y para realizar prácticas periódicas que les permita refrescar y consolidar los conocimientos aprendidos. Adicionalmente, las medidas para la protección de medios de vida y de los grupos de población más vulnerables no están incluidas en los planes de RRD.

Nuestro Trabajo - Prevención y Recuperación de Crisis
thumbnail








A lo largo de su historia, Honduras ha sufrido el embate de las fuerzas de la naturaleza. El crecimiento de su población y economía también se acompaño del crecimiento de la vulnerabilidad y riesgos, transformado los embates de las fuerzas naturales en terribles desastres, con enormes impactos en la calidad de vida del pueblo hondureño.

Las fuerzas naturales que ponen en riesgo a Honduras son en general de carácter meteorológicas y en una medida menor de carácter sísmica. La posición geográfica de Honduras la pone en el camino de numerosas ondas, tormentas tropicales y huracanes.

Los Departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Cortes y Yoro están mayormente expuestos a desastres por inundaciones.

Los Departamentos del sur del país, como Valle y Choluteca son proclives a sufrir inundaciones, dependiendo de la magnitud del fenómeno. Estos Departamentos de la Costa Pacifica, también suelen ser impactados por otro fenómeno natural como son las marejadas.

La ciudad de Tegucigalpa, es un claro ejemplo de vulnerabilidad a las inundaciones y deslizamientos por causa de un desarrollo mal planificado. Debido a un proceso acelerado de urbanización sin las adecuadas medidas de gestión ambiental, con insuficientes dotaciones de infraestructura de drenaje fluvial, domestico o industrial e insuficientes sistemas de distribución de agua potable, la ciudad colapsa bajo una lluvia de moderada intensidad. Las condiciones topográficas de la cuidad (quebrado y entre cerros y terreno inconsistente) el cruce de ríos, la construcción de viviendas sin ninguna planificación y sin considerar ninguna medida de mitigación y el crecimiento de la pobreza, y la intensa deforestación de su entorno, ubica a la cuidad bajo serias amenazas de deslizamientos e inundaciones.

Más acerca de Prevención y Recuperación de Crisis
Informe Anual del Coordinador Residente
Ver todos los informes