Proyecto Sabana Camagüey comparte sus experiencias de manejo integrado costero en la IX Convención de Medio Ambiente y Desarrollo

11 jul 2013

image

Hace 20 años el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el PNUD y el gobierno de Cuba representado por el CITMA y la Agencia de Medio Ambiente, decidieron iniciar el Proyecto “Sabana Camagüey” con el objetivo de poner en marcha acciones para proteger el valioso y frágil ecosistema, que comenzó a verse amenazado por los años noventa, debido al inicio de una etapa de desarrollo turístico acelerado.
Desde entonces hasta la fecha son múltiples los logros del proyecto, que se pueden resumir en tres grandes grupos: fortalecimiento de la legislación ambiental; planeamiento ambiental para la conservación de la biodiversidad del ecosistema y fortalecimiento de las capacidades locales para el manejo integrado costero.

La IX Convención de Medio Ambiente y Desarrollo ha sido el espacio propicio para compartir el gran caudal de experiencias que ha acumulado este Proyecto durante dos décadas. Igualmente, la gestión del conocimiento, el desarrollo de capacidades y el fomento de la cooperación sur-sur, son uno de los principales objetivos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, por esta razón el pasado martes se presentó la publicación “Proyecto Sabana Camagüey: Una experiencia de manejo integrado costero para compartir”.

Al decir de la directora del Proyecto Mercedes Arellano, quien presentó la publicación, “no se trata de reportar resultados, se trata de decir cómo lo hicimos, cuáles fueron los factores de éxito, cuáles fueron las experiencias que salió bien y que salió mal y cuáles son nuestras recomendaciones”.
Por su parte, Lyes Ferroukhi, Asesor Técnico Regional para Biodiversidad y Ecosistemas en América Latina y el Caribe, quién participó en el lanzamiento de la publicación expresó que “el Proyecto Sabana Camagüey se asocia perfectamente nombre del documento final de Río+20: El futuro que queremos. Para alcanzar ese futuro que queremos se va a requerir de un cambio necesario en la trayectoria del desarrollo, donde el tema ambiental tiene que estar mucho más insertado y mucho más entendido.”

Más adelante afirmó que “el proyecto Sabana Camagüey ha sido un proyecto absolutamente innovador, representa un gran modelo para todas las iniciativas en marcha en particular para la región de América Latina que apuntan a fomentar este trabajo de conservación de la biodiversidad y los ecosistemas. Especialmente en los ecosistemas fuera de las áreas protegidas, específicamente los paisajes productivos, donde hay mucha biodiversidad que compite con otros intereses económicos y sectores productivos.”

*****
El Ecosistema Sabana-Camagüey (ESC), en el contexto del Proyecto PNUD/GEF Sabana-Camagüey, está representado por el archipiélago del mismo nombre y su plataforma marina (8,311 km2), la Zona Económica Exclusiva (43,800 km2) del océano adyacente, y las cuencas hidrográficas asociadas (19,401 km²).